LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 24 de julio de 2024

secuestrar

LA PALABRA DEL DÍA

Personas secuestradas, momentos antes de ser liberadas por la policía guatemalteca

secuestrar

Privar de libertad a una persona para exigir dinero o el cumplimiento de determinadas condiciones para su liberación. El copamiento de un vehículo de cualquier tipo, reteniendo a su tripulación y a sus pasajeros, para exigir un rescate es otra acepción de la misma palabra

Sin embargo, se trata de un vocablo de origen jurídico: para los romanos, sequestrare significaba ‘depositar judicialmente un valor, dejándolo en poder de un mediador o depositario a quien llamaban sequester, palabra derivada del indoeuropeo sekw- ‘depositario’.

Nebrija define el vocablo sequestrum como ‘secrestar en tercero’, es decir, depositar en manos de un intermediario.

Los primeros diccionarios de la Academia española solo incluían esta acepción judicial, mientras que la de ‘privar de libertad a una persona con el fin de exigir un rescate’ solo aparece en 1884. En el Corpus Diacrónico del Español (Corde) solo aparecen casos de secuestros y secuestraciones referidos a la apropiación (embargo) de bienes muebles e inmuebles. El primer secuestro con la acepción actual lo encontramos en el Corpus Diacrónico del Español (Corde), en una obra de Julián Zugasti y Sáenz: El bandolerismo (1876-1880), en referencia al secuestro y ejecución de un tal Orellana.

En química, existe un producto llamado sequestrene que se usa en medicina y en agricultura para “secuestrar” iones de metales pesados, eliminándolos del organismo.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Monje bebiendo

sediondo, da

Del latín sĭtis ‘sed’.

adj. Sediento.

[...] vedístesme sediondo, bien a beber me diestes. Berceo. Signos. v.28c.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Se escribe tan a pecho o tan apecho?

La locución asentada es a pecho.

EL LATÍN DEL DÍA

plerasque res fortuna ex libidine sua.

La mayor parte de los acontecimientos están sujetos a los caprichos de la fortuna. Salustio. Ad Caésarem

 

Fecha de envío: 
Miércoles, 3 de julio de 2024