LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Domingo, 21 de julio de 2024

visa, visado

LA PALABRA DEL DÍA

visa, visado

Llegó al español procedente del francés visa, adoptado en esa lengua a partir del verbo latino videre o, más bien, de su supino visum, que en francés adquirió la forma viser. Inicialmente, significó ‘mirar con atención a alguien’ o ‘apuntar a alguien con un arma’.

En castellano, visado aparece por primera vez en la edición de 1803 del diccionario de la Academia como participio pasado de visar, y este, como ‘reconocer o examinar algún instrumento, certificación, etc., poniendo en ella el visto bueno’.

Este sentido se mantiene en el español de hoy, pero es innegable que el uso del vocablo se fue especializando como ‘visto bueno que las autoridades consulares ponen en el pasaporte de un extranjero para permitir su entrada al país’.

En el español peninsular se prefiere el empleo de visado, mientras que en América se adoptó la forma francesa visa, aunque probablemente por influencia del inglés, que la incorporó de manera idéntica. En portugués, en cambio prevaleció la forma hispánica visto, que es también, como en castellano, el participio pasivo de ver.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

irado

De ir.
adj. Expulsado de la tierra, desterrado.

Et si pora uentura el infançon fuere irado o echado dela tierra del Rey. Fº Gral. Navarra (1300-1330).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿​Se dice detallito o detallecito?

La preferencia por uno u otro sufijo diminutivo depende de la variedad lingüística. Ambos son adecuados.

EL LATÍN DEL DÍA

nihil invitis fas quam est quemquam fidere divis.

A nadie le es lícito confiar en los dioses si ellos no quieren (Virgilio, Eneida).

Fecha de envío: 
Miércoles, 19 de junio de 2024