LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 19 de abril de 2024

clepsidra

LA PALABRA DEL DÍA

El milenario reloj de agua

clepsidra

Los relojes de agua miden el tiempo por la demora que experimenta una determinada cantidad de agua para escurrirse, por efecto de la gravedad, desde la parte superior hacia la inferior del aparato a través de un pequeño orificio. Las horas están marcadas en las paredes del recipiente superior o del inferior del dispositivo. Se utilizaban antiguamente en Grecia y en Roma para medir el tiempo usado en los alegatos de los tribunales, aunque se cree que su origen es egipcio.

En cuanto al nombre clepsidra, proviene del griego klepsydra, formado por kleptein ‘robar’ e hydro ‘agua’.

Cabe observar que kleptein dio lugar a cultismos conocidos en el siglo XX, tales como cleptomanía, cleptómano, cleptomaníaco, en los que el verbo griego se combinó con manía ‘locura’.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

despareçer

intr. Desaparecer, desvanecerse.

 […] porque no te averguenças dela compaña delos malos/ & sin piadad. cuya gloria despareçe como la sombra. Exemplario (1493). Corde.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

En los decretos cuando se ordena crear algo, ¿se pone créase o créese?

Si se decreta creación de algo se usa el presente de indicativo créase. Es una afirmación de carácter performático, puesto que al expresarlo en la forma y en las condiciones que la ley prescribe, por efecto de la misma afirmación, queda creado.

Si, en cambio, se ordenara la creación de algo, se diría créese, modo imperativo.

EL LATÍN DEL DÍA

post pisces nux sit, post carnes caseus adsit.

Después de los peces, deben comerse las nueces; después de la carne, el queso (máxima de la escuela de Salerno).

Fecha de envío: 
Viernes, 15 de marzo de 2024