LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 21 de junio de 2024

chotis

LA PALABRA DEL DÍA

Bailando el chotis en Madrid / El País, Claudio Álvarez

chotis

Baile social agarrado, que se ejecuta con música lenta, y que se danza dando tres pasos hacia la izquierda, tres hacia la derecha y una vuelta.

Originario de Europa central, este baile tuvo su apogeo en el Viejo Continente a partir de la primera mitad del siglo XIX, probablemente en Viena.

En la capital austríaca, hubo quien quiso atribuirle falsamente un origen escocés, de modo que se le dio el nombre alemán de Schottisch ‘escocés’, que ganó arraigo de inmediato y quedó establecido sin discusiones.

El 3 de noviembre de 1850, se bailó por primera vez en España, en una fiesta organizada por la reina Isabel II en el Palacio Real de Madrid. Fue entonces que su nombre fue adaptado a chotis, al igual que en Italia. En inglés, se lo conoce como scottische y en Brasil, como xote, aunque en el portugués europeo  se prefirió choutiça.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Resurrección de Cristo. Óleo de Pietro Novelli (s. XVII). Museo del Prado.

reuisclar

De re- + el pretérito medievalvisco, del latín vulgarvivir + el sufijo diminutivo -culum.

intr. Revivir, resucitar.

[...] leuantando se del campo o fuera leixada por muerta, eilla, reuisclada et uergonçosa, fué a luenga tierra d’aillí. Vidal Mayor (c 1250). Corde. 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Si dentro de un texto se citan frases de personas, y para esto se abren comillas, ¿debe usarse mayúscula al inicio? ¿Se colocan dos puntos antes de la frase a mencionarse? Dos ejemplos: Fíjate en las dos oraciones del principio y del final: «Creo que es una especie de negación» y «Supongo que me estoy resistiendo». En lugar de eso, prueba «Quizás sería bueno que reconocieras eso».

Las citas textuales comienzan con mayúscula si refieren una oración desde su comienzo. Si se omite la primera parte de la oración, se usarán los puntos suspensivos (mejor encorchetados) y luego se escribirá con minúscula. Ejemplo:

Él me dijo muchas cosas de mi familia: «Eran gente muy solidaria, especialmente tus hermanos que me traían comida y también tus padres venían a verme».

Él me dijo muchas cosas de mi familia: «[...] y también tus padres venían a verme».

Se escriben dos puntos antes de la cita directa cuando dicha cita es precedida por un verbo de lengua o de pensamiento. Si, en cambio, la cita precede al verbo de lengua, se usa la coma o la raya, no los dos puntos. Ejemplos.

Juan pensó: «Este hombre no puede engañarme».

«Este hombre no puede engañarme», pensó Juan.

En las oraciones presentadas, la segunda requiere dos puntos.

En lugar de eso, prueba: «Quizás sería bueno que reconocieras eso».

EL LATÍN DEL DÍA

onerat discentem turba librorum, non instruit.

Una gran cantidad de libros sobrecarga al estudioso, no instruye.

Fecha de envío: 
Martes, 13 de febrero de 2024