LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 24 de julio de 2024

academia

LA PALABRA DEL DÍA

Platón y sus discípulos en la Academia

academia

Sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública; también una reunión de los académico s o el lugar donde estos se reúnen. Asimismo, un establecimiento docente de carácter profesional, artístico o técnico puede llevar este nombre. Es, además, la denominación aplicada a la escuela filosófica idealista fundada por Platón.

Akademos —inicialmente Hekademos— era un nombre formado por έκάς (hekás) ‘lejano’, ‘distante’ y demos ‘pueblo’, por lo que Akademos significaba ‘el que actúa independientemente del pueblo’.

Según cuenta una leyenda griega, la bella Helena, hermana de los gemelos Cástor y Pólux, fue secuestrada por Teseo. El héroe ateniense Akademos reveló el lugar exacto donde estaba escondida, y así pudo ser liberada por sus hermanos. Como muestra de gratitud, Cástor y Pólux le regalaron una mansión situada en las afueras de Atenas.

A su muerte, Akademos la legó a la ciudad, y en el solar se creó un jardín público, conocido desde entonces como “los jardines de Akademos”. Muchos años más tarde, Platón se instaló allí con sus discípulos. Con el tiempo, se lo llamó Akadémeia.

En el siglo viii, Carlomagno retomó este nombre y formó en su corte un grupo de eruditos al que denominó Academia. Posteriormente, tal designación fue adoptada por grupos de universitarios, científicos e investigadores, y cobró auge a partir del Renacimiento, primero en las cortes italianas y luego en otros lugares de Europa.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

El clero y la nobleza eran pilares del régimen feudal

tercias

Del latín tertĭus.

f. pl. Tributo que la Iglesia pagaba al rey, equivalente a la tercera parte de los diezmos recibidos.

[...] é las dos tercias del diezmo de estas Iglesias que sean vuestras, é que fagades servir é proveer las Iglesias. Donación de la Orden de Santiago a la Iglesia (1271).

PÍLDORAS DE LENGUAJE
¿Díle y díme llevan tilde? Son palabras graves terminadas en vocal, por lo tanto creo que no, pero a lo mejor conservan el acento de dí.

La forma imperativa di (de decir) no lleva tilde por ser monosílabo; tampoco existe otra palabra de igual grafía y distinta categoría gramatical que pudiera requerir una tilde diacrítica. Los imperativos dime y dile tampoco se tildan por las razones que usted expone.

EL LATÍN DEL DÍA

invitum qui servat, idem facit occidenti.

Es matar a un hombre, salvarlo cuando no lo desea (Horacio).

Fecha de envío: 
Viernes, 9 de febrero de 2024