LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 25 de julio de 2024

espía

LA PALABRA DEL DÍA

Imagen de una edición del “Libro del caballero Zifar”

espía

Los invasores germánicos que cruzaron los Pirineos e invadieron la Hispania a comienzos del siglo V d. C. abandonaron rápidamente sus costumbre, olvidaron sus lenguas nativas se convirtieron al catolicismo,  por lo que dejaron muy poco de su cultura en la provincia más occidental del Imperio romano que agonizaba.

Sin embargo, algunas palabras de su lengua, no muchas,  quedaron en el latín hispánico y fueron heredadas siglos más tarde por un dialecto norteño que nacería en una tierra de muchos castillos. En general, se trataba de palabras relacionadas con la guerra (la propia guerra es un vocablo de origen germánico).

Los guerreros visigodos enviaban vigilantes a las tierras del enemigo para saber lo que allí  estaba ocurriendo; su tarea, ‘atisbar, espiar’ se llamaba en su lengua spaíhon que,  según Corominas (1980) provenía del verbo spaíhon, emparentado con el alto alemán antiguo spëhôn y con el sajón antiguo spâhi ‘hábil’. El que cumplía estas tareas era llamado spaíha, que dio lugar a espía palabra atestiguada ya en El caballero Zifar, una obra anónima conocida alrededor del año 1300. En el siglo XV, el verbo espiar aparecía ya con su significado actual en los diccionarios latino-españoles de Palencia (1490) y de Nebrija (1495).

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

justiciador

De justicia.

m. Magistrado judicial.

El que mora en lugar do no ha señor apremiador e juez justiciador e fisico sabidor e mercado fuerte e rio corriente, aventura a si e a su conpaña. Bocados de oro, p. 15.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Deseo saber cómo se conjuga el verbo querer; que nosotros queramos o que nosotros querramos.

Para conocer la conjugación adecuada de los verbos en español, puede recurrir al diccionario académico (dle.rae.es). El futuro simple del modo indicativo es nosotros querremos.El presente del modo subjuntivo es nosotros queramos.

EL LATÍN DEL DÍA

gaudium est miseris socios habere poenarum.

Es un consuelo para los desgraciados tener compañeros de desventura. Equivale al refrán español “mal de muchos, consuelo de tontos”.

Fecha de envío: 
Martes, 9 de enero de 2024