LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Martes, 05 de marzo de 2024

milagro

LA PALABRA DEL DÍA

El milagro bíblico de la multiplicación de los panes y los peces

milagro

El hombre es, desde los tiempos más remotos, una criatura fascinada por aquello que no puede entender y sigue siéndolo aun hoy, cuando el conocimiento científico ha desbrozado buena parte del territorio de lo inexplicable.

Los latinos llamaban miraculum a aquellas cosas prodigiosas que escapaban a su entendimiento, como los eclipses, las estaciones del año y las tempestades.

En español se dijo durante mucho tiempo miraclo (Berceo) y miraglo (Palencia), que serían formas de españolización más adecuadas del latín miraculum ‘prodigio’, ‘milagro’, pero en romance peninsular la r y la l intercambiaron sus lugares, de modo que la forma actual ya aparece cristalizada en el Diccionario latino-español, de Nebrija.

Miraculum provenía de mirari, que en latín significaba ‘contemplar con admiración, con asombro o con estupefacción’. La forma latina se mantuvo con idéntica grafía en el francés y en el inglés miracle, y en el italiano miracolo, entre otras lenguas neolatinas.

Mirari dio origen a otras palabras que el latín legó al español, tales como mirabilis, que derivó en admirable; miratio, -onis, en admiración y también en espanto; mirator, en admirador, y mirificus en mirífico, admirable, maravilloso.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

El autor de “El conde Lucanor” fue el infante Juan Manuel, sobrino de Alfonso X, el Sabio

en poridad / en poridat

De en + el latín purĭtas, -ātis ‘secreto’).

loc. adv. En privado, en secreto.

[...] el Conde Lucanor estava fablando en su poridat con Patronio. Conde Lucanor, p. 15.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Solemos usar, en el habla casual, el participio pasivo en femenino para referirnos a la ejecución completa de una acción: "A este hombre le tocó tremenda caminada para llegar aquí"; "Le di una buena leída al libro"; "Sufrí la aburrida del siglo con esa película"; "La escogida de ganadores estuvo difícil". Pero cuando el participio pasivo es irregular, no es fácil; la frase: "Todos le aplaudieron la abrida de piernas tan acrobática", me resulta más digerible que si usamos "...su abierta de piernas...".

En español existen los términos abertura y apertura.

EL LATÍN DEL DÍA

compos mentis.

En posesión de la mente, cuerdo. También se decía compos sui, ‘en posesión de sí mismo, en sus cabales’.

Fecha de envío: 
Viernes, 8 de diciembre de 2023