LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Sábado, 13 de julio de 2024

olíbano

LA PALABRA DEL DÍA

Ejemplar de “Boswellia sacra”, de donde se extrae el olíbano

olíbano

Secreción orgánica que se obtiene al hacer cortes en la corteza del árbol del incienso Boswellia sacra. Esta planta, oriunda del noreste de África y en la península arábiga, se caracteriza por tener hojas caducas, una altura de entre dos y ocho metros.

El olíbano es la materia prima de la producción de incienso y la mayor parte de su suministro mundial proviene de Somalia, Eritrea y Yemen, países plagados de conflictos que han visto afectada negativamente su producción de incienso.

La palabra proviene del bajo latín olibanum, y este del árabe clásico al-lubān ‘la leche’, en referencia a la savia lechosa que sale al cortar la corteza del árbol. En griego se llamó λίβανος (libanos) y, en hebreo, levonah.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

tenezone / tenedone

Derivado de tenere.

m. Posesión.

[...] ego prenominatus rex per me et per meos obligo et in pignore mitto  tibi prenominato Stephano de Marimon et tuis, in possessionem vel tenedonem te continuo corporaliter cum hac presenti carta inducendo, castrum et villam de Seros. Documentos notariales (1200).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Yo uso denle y denme. La mayoría en mi país dice delen y demen. Alguien me sugiere que esto último es correcto.

El uso que usted hace es el correcto. Ustedes denle (a él). Ustedes denme (den a mí). La n no se debe trasladar al pronombre átono.

EL LATÍN DEL DÍA

non obiit, abiit.

No murió, partió. La frase muestra el rechazo que sentían  los romanos por la idea de la muerte.

Fecha de envío: 
Jueves, 20 de julio de 2023