LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 24 de mayo de 2024

plutocracia

LA PALABRA DEL DÍA

Silvio Berlusconi y Donald Trump: dos plutócratas que ocuparon personalmente el gobierno

plutocracia

Designa al poder que ejerce un individuo o un grupo de individuos merced a su influencia sobre el Estado y sobre los medios de comunicación, que se apoya en sus riquezas, su dinero, y no un cargo. La plutocracia funciona alimentando el bolsillo de los que tienen el poder político o mediático.

La palabra empezó a ser usada en nuestra lengua en la segunda mitad del siglo XIX, como vemos en este fragmento de Tierras y paisajes (1871), del español José María de Pereda:

Aceptó de buena gana la consideración que se le daba por aquella plutocracia de tradicional severidad, y se propuso utilizar el arma para llegar más pronto con su auxilio al fin a que se dirigía.

El individuo que ejerce el poder de la forma señalada en un sistema plutocrático es llamado plutócrata. Generalmente los plutócratas no ejercen ningún cargo público, aunque hay excepciones, como Donald Trump y Silvio Berlusconi.

El vocablo es un cultismo que se adoptó a partir del griego πλουτοκρατία (ploutocratía), con el mismo significado, formado composicionalmente, mediante πλουτος (ploutos) ‘riqueza’ y κρατος ‘poder, dominio’.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Imagen de telas griegas

grecisco / grezisco

Del latín graeciscus.

adj. De Grecia o de Bizancio, aplicado principalmente a ciertos tejidos bordados, procedentes de Grecia, muy apreciados. Lapesa (2003).

II casullas, illa una grecisca. Santillana. Cart. (987). 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Según lo que sé de gramática, la expresión "antes de que" siempre exige el modo subjuntivo, pero "después de que" solo exige el modo subjuntivo cuando se expresa algo futuro, y en caso de algo pasado se usa el modo indicativo. Ej.: «Me iré después de que me cuente todo lo ocurrido». «Me marché después de que me lo contó todo». Sin embargo, los periodistas utilizan tanto oralmente como por escrito, siempres y solo el modo subjuntivo. No sé si es un error mío, o es un error común de la prensa.

Usted está en lo correcto.Bajo el esquema «después de que + verbo + oración principal», el verbo va en indicativo si la oración principal está expresada en presente o pretérito: Después de que hace los deberes, suele venir a verme. Después de que habló con él, se quedó más tranquila. Si la oración principal está expresada en futuro o imperativo, el verbo va en modo subjuntivo: Limpiaremos su habitación después de que salga.Después de que lo sepas, mantén la boca cerrada. Se publicará después de que el autor haya visto las correcciones. Pero tal vez usted se refiera al uso del pretérito imperfecto de subjuntivo (amara), muy leído en la prensa, con valor de pret. perfecto simple (amé) o pret. pluscuamperfecto (había amado): Lograron atrapar al ladrón después de que se escapara (escapó o había escapado) saltando el alto muro trasero. La razón por la cual se usa en lugar de los tiempos de indicativo mencionados arriba radica en su etimología, ya que esta forma de subjuntivo en -ra proviene del pluscuamperfecto latino amaveram 'amara'. Es llamado «imperfecto de subjuntivo literario» por aparecer con notoria frecuencia en la lengua escrita. Los «puristas» lo consideran arcaizante y “vicioso”, aunque este último término es ajeno a la lingüística.  

EL LATÍN DEL DÍA

post mortem, nulla voluptas.

Después de la muerte, ningún placer. Máxima atribuida a Sardanápalo, rey de Asiria en el siglo VII a. C.

Fecha de envío: 
Martes, 13 de junio de 2023