LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 25 de julio de 2024

prestigio

LA PALABRA DEL DÍA

Christian Drosten, prestigioso virólogo alemán que asesoró a Angela Merkel

prestigio

Actualmente refiere a la ‘buena fama ganada por alguien merced a sus méritos, virtudes o habilidades’ y, consecuentemente, al ‘ascendiente, influencia o autoridad’ que esto le confiere.

Sin embargo, antiguamente significaba la ‘fascinación que ejerce la magia sobre el público, causada por trucos de quien la practica’ o, según creencia de algunos, por efecto de algún sortilegio. El diccionario académico menciona también ―con marca de poco usado― el ‘engaño, ilusión o apariencia con que los prestigiadores emboban o embaucan’ a la gente. En ese sentido, es más usada hoy la palabra prestidigitador, del francés prestidigitateur, de igual significado pero, quizá de diferente etimología. Según el Trésor de la langue française informatisé, prestidigitateur  se habría formado, no a partir de los étimos latinos mencionados más arriba, sino de preste ‘rápido, pronto, ágil’ y del latín digitus ‘dedo’, más el sufijo francés -eur. Corominas (1980) desdeña esta hipótesis y se apega al étimo latino.

La antigua acepción que mencionamos coincide con el latín tardío praestigium, del latín clásico prestigiae, usado por San Isidoro con el sentido de  ‘ilusiones, artificios, artimañas engañosas, charlatanería’.

En el siglo XVI, Fray Bartolomé de las Casas escribía: Y así parece la segunda manera de prestigio y engaño que los demonios hacen.

El verbo prestigiar, que hoy usamos con el significado de ‘otorgar prestigio, autoridad o importancia a alguien o algo’, significó en otros tiempos ‘embaucar haciendo juegos de manos’, tal como hace un prestidigitador.

Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX, el cambio semántico ya parecía haberse comsumado en castellano; Benito Pérez Galdós escribía en 1874 que alguien “Debía en gran parte su prestigio a su gran valor; pero también a la nobleza de su origen” (Corde). En 1884, el diccionario académico incorporó una nueva acepción de prestigio, que se sumó a las anteriores: Concepto favorable que alcanza á una persona ó cosa.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Imagen del libro “El caballero Zifar”

desraigar

desraigar

Del latín ex- y radicāre.

tr. Extinguir.

[…] la raíz de los linajes se desraiga y se abaxa por dos cosas: la una, por malas costumbres & la otra, por gran pobreza. Cifar, fol.7r. 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Es correcto decir "En Bogotá han surgido iniciativas distritales de certificar y reconocer a aquellos restaurantes que apliquen normas sanitarias adecuadas" o "...certificar y reconocer aquellos restaurantes...?

El verbo reconocer es transitivo. El objeto directo de cosa no lleva la preposición a. Reconocer aquellos restaurantes es la forma apropiada para redactar la oración que presenta, ya que aquellos restaurantes es el objeto directo (de cosa) del verbo reconocer.

EL LATÍN DEL DÍA

in spe victoriae redintegrari plerumque virus solent.

Con la esperanza de la victoria, suelen restablecerse las fuerzas.

Fecha de envío: 
Martes, 11 de abril de 2023