LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 25 de abril de 2024

energúmeno

LA PALABRA DEL DÍA

energúmeno

Los antiguos buscaron diversas explicaciones para el comportamiento de quienes sufrían males como la epilepsia y algunas histerias. Los romanos decían que estas personas  padecían de encantamientos.

Los llamaban energumenus, palabra tomada del griego νεργομενος (energoúmenos) ‘poseído’. Con el advenimiento del cristianismo, surgió la hipótesis de que estaban poseídos por el demonio, que este ocupaba sus cuerpos y solo los abandonaba si era obligado a hacerlo mediante un exorcismo.

Uno de los primeros autores españoles que empleó la palabra energúmeno fue Benito Jerónimo Feijóo en su Teatro Crítico Universal, en 1739:

¿Cómo, o por qué hoy en todas partes es incomparablemente mayor el número de Endemoniadas, que de Endemoniados, de modo, que para cada Energúmeno de nuestro sexo, hay ciento del otro? Algo más difícil les será disolver este Problema, que a mí el que me opusieron.

El vocablo aparece ya en la primera edición del diccionario de la Academia:

La persona que está espiritada ò endemoniada. Viene del Latino Energumenus, que significa esto mismo.

Con el paso del tiempo, la denominación energúmeno pasó a aplicarse a la persona que se descontrola fácilmente o se enfurece con violencia.

Energoumenos se derivaba del verbo νεργεν (energeîn) 'mover, impulsar'., ‘hacerle algo a alguien’.

El ex presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, calificó en una oportunidad como energúmeno a Paulo Freire (1921-1997), uno de los mayores y más significativos pedagogos del siglo XX. Con su principio del diálogo, enseñó un nuevo camino para la relación entre profesores y alumnos. Sus ideas influencian hasta hoy los procesos democráticos por todo el mundo.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Cuidando enfermos en la Edad Media / Adam Elsheimer (1598)

guarecer

Del germánico warjan ‘proteger’.

1. tr. Cuidar a un enfermo.

[...] por que pudiessen guarecer a los fradres que enfermassen. Alfonso X. Prim. partida, fol. 59v).

2. Dar amparo o albergue.

Et fare y otra eglesia mayor que esta en que puedan guarecer mas monges. Estoria de España, II, fol. 54r.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Cómo se escribe?: ―¡Mira un conejo!, *¡Cójelo!

La g del verbo coger cambia solo delante de a y de o. Así, escribiremos: cojo, coja, cojamos..., pero coged, cogí, cógelo, cogedlo...

EL LATÍN DEL DÍA

superbus et avarus numquam quiescunt.

El soberbio y el avaro nunca tienen paz (Imitación de Cristo).

Fecha de envío: 
Lunes, 6 de febrero de 2023