LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Lunes, 05 de diciembre de 2022

emperifollado, da

LA PALABRA DEL DÍA

Celebridades emperifolladas en la entrega de los Grammy 2019

emperifollado, da

Vestido y adornado con profusión y adornos excesivos. Se trata de una palabra que está atestiguada en nuestra lengua desde el siglo XVIII, si bien solo fue recogida en diccionarios desde 1853 (Ramón Domínguez) y, en el de la Academia española, desde 1925. 

Corominas encuentra su antecedente más remoto en el perifollo, una umbelífera semejante al perejil, que antiguamente fue llamada cerefollo, del latín caerefolium, que a su vez fue tomado del griego tardío χαιρέφυλλον (khairefollon).

El Diccionario de autoridades (1737) incluye dos acepciones: hierba se cría en los huertos, parecida al perexil y también vulgarmente las cintas y otros adornos vistosos que se ponen las mugeres.

Es significado metonímico de ‘adorno que se ponen las mujeres’ proviene del hecho de que tanto el perifollo como el perejil se emplean para adornar los guisados. Cabe añadir que emperifollado cuenta con un sinónimo: emperejilado.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

lengua

Del latín lĭngua ‘lengua’.

f. Información, noticia.

[...] el conde había embiado a tomar lengua e saber quánta gente era aquella que facía aquellas quemas e robos. Crónica de los Reyes Católicos (p 1480-1484).Corde.

 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Es correcto usar treintaidós, en lugar de treinta y dos? ¿Qué dice la regla ortográfica? ¿Por qué sí se escribe veintitrés y no veinte y tres?

Se escribe «treinta y dos» porque la normativa ha acordado escribir junto hasta el número «veintinueve» para no escribir de forma desigual a la pronunciación: si se escribiese «veinte y tres, veinte y cuatro...» en vez de «veintitrés, veinticuatro...», habría una disparidad grande entre lo que se dice y lo que se escribe, cosa que no ocurre a partir de «treinta, treinta y uno, treinta y dos», etc.

EL LATÍN DEL DÍA

morborum in vitio facilis medicina recenti.

Cuando el mal es reciente, tiene fácil remedio.

Fecha de envío: 
Martes, 1 de noviembre de 2022