LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Lunes, 05 de diciembre de 2022

a calzón quitado

LA PALABRA DEL DÍA

Flagelación pública de un esclavo en Rio de Janeiro. Jean-Baptiste Debret (1829). Foto: Wilfredor

a calzón quitado

En cierta época, cuando eran corrientes los castigos corporales, se solía desnudar a la víctima para que sufriera la flagelación sin contar con la protección de la ropa. Azotar a alguien “a calzón quitado” significaba desnudarlo antes, una práctica que se llevaba a cabo en los casos más graves.

En la actualidad, hablar con alguien “a calzón quitado” es hacerlo con sinceridad absoluta y sin rodeos ni remilgos, sin tener cuidado por el dolor que nuestras palabras le puedan infligir al interlocutor; en ese sentido, equivale a hablar “sin pelos en la lengua”.

El uso primitivo de la expresión, aplicado al acto de ‘propinar una zurra’, aparece todavía en una crónica peruana publicada en 1938, bajo la firma de Juan A. Corrales, disponible en el corpus diacrónico de la Academia española:

 [...] le sugirió la iniciativa de disponer que se chapara a mi hombre con el objeto de propinarle una latiguera a calzón quitado con fines terapéuticos.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

pregare

1. Del latín plicare.

tr. Clavar. Cf. el portugués actual pregar del mismo significado.

Es si extra montem captus fuerit nichil pectet; et si homo de foris villa fuerit captus illud, adducant eum ad palacium et preguent manus eius in porta. Fuero de Palenzuela (1074). Corde.

2. Del latín precāre.

tr. Orar.

Et Ezechias demando consello ad Ysaias el propheta, e pregaron al Criador e cadie mortaldat en la huest de Senacherib. Liber Regum, p. 31.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Cuál es la etimologia de matrimonio?

La raíz es el latín mater  ‘madre’.  El sufijo -monium lo tenemos también en su correlato patrimonium. En su origen, en Roma, matrimonium significaba algo así como ‘maternidad legal y plenamente legítima’ y la voz se aplicaba a las mujeres. In matrimonium ire, p. ej., significaba ‘casarse’ una mujer y habere in matrimonium  ‘tener por esposa’.

 A veces matrimonia designaba ‘mujeres casadas’,  siempre que fueran ciudadanas romanas, ya que el vocablo matrimonium no era aplicable a peregrini  ‘extranjeros’ ni a esclavos.       

EL LATÍN DEL DÍA

mendicorum loculi semper inanes.

Los cofres del los mendigos están siempre vacíos.

Fecha de envío: 
Lunes, 3 de octubre de 2022