LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Lunes, 03 de octubre de 2022

psicosomático

LA PALABRA DEL DÍA

La medicina psicosomática nació hacia fines del siglo XIX

psicosomático

Hacia fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX, surgió en medicina una corriente que defendía la idea de que las enfermedades eran una respuesta del organismo a estados emocionales, una tendencia que se llamó medicina psicosomática.

En actualidad, se incluyen en el espectro de los síntomas psicosomáticos algunas afecciones alérgicas de la piel, algunas gripes, migrañas, sindrome de colon irritable, ciertos tipos de cáncer, eczemas, psoriasis y un largo etcétera.

La palabra se formó por composición, tomando dos elementos compositivos psico- tomado del griego ψυχή, (psijé) ‘alma’ y el griego σωμματικός (somatikós) ‘corporal’, derivada de σὣμα (soma), ‘cuerpo’, apareció por primera vez en el diccionario académico en 1927, y hoy se emplea, incluso, el verbo somatizar ‘convertir problemas psíquicos en síntomas orgánicos de manera involuntaria’.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

El Cid empuñando la Tizona en un grabado de 1553

engramear

De origen incierto.

tr. Sacudir, menear.

Meçio myo Çid los ombros & engrameo la tiesta. Cid, v.13.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Quisiera saber si los verbos antes mencionados están empleados correctamente o si es un error. Por ejemplo: ¿Hubiéramos ido a la playa o hubiésemos ido a la playa?

El pluscuamperfecto de subjuntivo puede emplearse con cualquiera de las dos flexiones verbales: hubiera o hubiese cantado, hubieras o hubieses cantado, etc. El pluscuamperfecto de suBjuntivo se emplea para denotar situaciones, condiciones, deseos que no se dieron, pero que pudieron haberse materalizado en el pasado. Observe los casos a., b. y c.

a). Como parte de la condición de una construcción condicional: Si hubiéramos (o hubiésemos) ido a la playa, habríamos tenido un día espléndido.

b). En una oración subordinada que exija el subjuntivo: Después del día que pasamos aquí, lo mejor es que hubiéramos o (hubiésemos) ido a la playa con Pedro, Luis y María.

c). En una oración introducida por un elemento que induzca el subjuntivo: ¡Ojalá hubiéramos (o hubiésemos) ido a la playa!

En los casos b. y c., es frecuente que el hablante omita la oración o el elemento introductorios, y diga simplemente: ¡Hubiéramos ido a la playa! o ¡Hubiésemos ido a la playa!

EL LATÍN DEL DÍA

vetustas pro titulo habetur.

La antigüedad se considera como un título.

Fecha de envío: 
Martes, 6 de septiembre de 2022