LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 06 de julio de 2022

arandela

LA PALABRA DEL DÍA

Varios tipos de arandelas

arandela

Elemento con forma de disco delgado con un agujero usualmente en el centro, en la actualidad destinado principalmente a soportar una carga de apriete para ajustar tuercas y cabezas de tornillos. Antiguamente se usaban en lanzas, candeleros y espuelas.

El primer uso lo encontramos atestiguado en el siglo XV, en las cuentas de Gonzalo de Baeza, el tesorero de Isabel la Católica, quien menciona en un inventario dos arandelas de dos candeleros de oro.

También parece haber sido un adorno en la vestimenta femenina, según este texto de Góngora (Romances), extraído del Corde: Goze quien quisiere las argenterías, arandela y riços, telas de la China.

Corominas (1980) afirma que “seguramente” este vocablo proviene del francés rondelle, diminutivo de rond  ‘redondo’, y este del latín rotundus. Según él el sufijo -ela sugiere un origen  portugués para la forma actual, pero si fuera derivado de aro faltaría explicar el elemento –and-, explica, e hipotetiza que los españoles, al oír la rondelle, entenderían l’arondelle. Cabe precisar que en el portugués actual se emplea arruela, palabra a la que los etimólogos brasileros atribuyen origen en el francés antiguo roelle, procedente del latín tardío rotella, diminutivo de rŏda.

Actualmente, las arandelas suelen ser de metal o de plástico. Los tornillos con cabezas de alta calidad requieren de arandelas de algún metal duro para prevenir la pérdida de precarga una vez que el par de apriete es aplicado.

En Chile son conocidas como golillas, y en el norte de México, como guachas o guasas, un calco del inglés washer.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Duelo medieval a espada

requestar

Del latín vulgar requestāre, y este, del latín clásico rěquīsītărě  ‘buscar durante largo tiempo’.

1.tr. Retar a duelo, desafiar.

Cómo estando el condestable dentro, en el reyno de Portugal, enbió Pero Niño a requestar a los cavalleros del rey de Portugal, por un faraote. Díaz de Games (249).

 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Por qué no lleva tilde la palabra aproximadamente si es una palabra sobreesdrújula?

Aproximadamente no se tilda porque es palabra llana. Los adverbios terminados en -mente llevan tilde únicamente cuando el adjetivo del que derivan la lleva. Ejemplos: fácil > fácilmente; práctico > prácticamente; débil > débilmente; tardío > tardíamente. Pero: feliz > felizmente; duro > duramente; sobrio > sobriamente. Con respecto a la acentuación, se exceptúan de las reglas generales de acentuación ortográfica porque son palabras que presentan dos acentos prosódicos: el de su base y el del sufijo -mente, por lo tanto no pueden clasificarse inequívocamente como palabras graves, agudas, esdrújulas o sobreesdrújulas. 

EL LATÍN DEL DÍA

omne scibile.

Todo lo que se puede saber.

Corrección: En el envío de ayer, hubo dos errores, uno en la frase latina y otro en la traducción. Esta es la versión correcta:

utinam populus romanus unam cervicem haberet.

Ojalá el pueblo romano tuviera una sola cabeza. Suetonio pone estas palabra en boca de Calígula, quien expresaba así su deseo de que el pueblo romano tuviera una sola cabeza para poder cortársela de un solo tajo.

 

Fecha de envío: 
Martes, 24 de mayo de 2022