LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Lunes, 23 de mayo de 2022

obsceno

LA PALABRA DEL DÍA

La obscenidad era un rasgo de la poesía cortesana medieval

obsceno

No siempre esta palabra tuvo el mismo significado de la actualidad; para los romanos expresaba principalmente la idea de ‘de mal agüero’, ‘mal presagio’, ‘funesto’, ‘siniestro’.

El autor latino Aulo Gelio (123-165 d. de C.) empleaba obscenae aves con el sentido de ‘aves de mal agüero’. Pero con relación a las personas, tenía también el sentido de ‘impúdico’ o ‘deshonesto’, y el geógrafo Pomponio Mela utilizó obscenus para referirse a los órganos genitales del hombre.

Así la usaba Ramón Menéndez Pidal en su Poesía juglaresca y juglares (1924-1957):

Más de una quincena de poesías han llegado a nosotros relativas a esta soldadera que tan de moda estuvo en la corte del Rey Sabio; once trovadores, incluso el mismo rey, nos hablan de ella, y con el desenfado brutal y obsceno que la poesía cortesana medieval toleraba [...].

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

guta

Del latín gutta.

1. f. Gota destilada por cualquier licor o también por el amoníaco.

Gosté el axarope del grant Çicotry con mirra é guta é fiel destrenprado. Canc. Baena, p. 319.

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Qué término es correcto: comunicaos o comunicaros?

Ambos son  correctos, depende del enunciado donde se usen: Por favor, comunicaos con la dirección. (Verbo en modo imperativo: vosotros comunicaos). Tenemos el placer de comunicaros que ya ha sido nombrado el nuevo jefe de personal. (Verbo en infinitivo, dentro de una perífrasis verbal como, p. ej. tener que + infinitivo, o de una expresión que exija el infinitivo, como tener el placer de + infinitivo: tenemos el placer de comunicaros).

EL LATÍN DEL DÍA

iustitiae tanta vis est, ut ne illi quidem qui maleficio est scelere pascuntur, possint sine ulla particula iustitiae vivere.

La fuerza de la justicia es tanta, que ni siquiera los que se alimentan de la maldad y del crimen pueden vivir sin una partícula de justicia (Cicerón).

Fecha de envío: 
Lunes, 9 de mayo de 2022