LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 25 de mayo de 2022

linchar

LA PALABRA DEL DÍA

Supremacista blanco Dylann Roof, condenado a muerte a los 21 años como asesino en masa, aún hoy (2022) a la espera de su ejecución

linchar

Acto de hacer justicia por la propia mano, ejecutando a un supuesto delincuente, sin forma de proceso ni sentencia legal, generalmente a manos de una turba. La práctica de esos actos brutales, que con frecuencia llevan al asesinato de inocentes, floreció en los Estados Unidos durante los años que siguieron a su independencia, cuando la justicia británica se retiró y la nueva justicia demoró en consolidarse en muchos lugares, en los que el desorden imperó durante largo tiempo.

La palabra proviene del nombre del plantador virginiano William Lynch, quien durante la revolución independentista había luchado con el grado de capitán y formado un grupo irregular para castigar a los monárquicos, pero que, una vez constituida la nueva nación, se dedicó a reprimir a presuntos delincuentes. Algunos autores mencionan una supuesta ley de Lynch que nunca existió como tal; en realidad, dieron ese nombre a un documento suscrito por Lynch y sus vecinos del condado de Pittsylvannia en el que se decía: "Considerando el intolerable número de pérdidas que hemos sufrido a manos de hombres sin ley que hasta ahora han escapado de la justicia, hemos decidido infligir a los sospechosos que no desistan de sus prácticas perversas, los castigos corporales que juzguemos proporcionales a los delitos perpetrados".

Esta práctica se siguió aplicando, principalmente por parte de supremacistas blancos, muchos años después de que la justicia estadounidense estuviera plenamente consolidada, al punto de que entre 1882 y 1951 fueron asesinadas por linchamiento en los Estados Unidos 4730 personas, el 73% de las cuales eran ciudadanos negros.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Fuego en el hogar

fumazgo / fumático

De fumo ‘humo’.

1. m. Impuesto que se debía pagar al señor feudal por encender el fuego en el hogar. Debían pagarlo nobles y plebeyos al primer señor, que habiendo adquirido el dominio de la tierra por conquista u otro título legítimo, les permitió construir allí.

[…] e nos paguedes en enforción para siempre jamás en cada año e de fumazgo a nós e a los abades. Carta de donación de un solar (1461). Corde.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Se puede decir «habíamos tres personas en ese momento»? ¿Lo correcto no sería «habían tres conmigo»?

No. El verbo haber es un verbo auxiliar que solo se conjuga en todas las personas para formar los tiempos compuestos: he venido, hemos comprado, habíamos llegado, habrán estudiado, etc. Como impersonal —que es el caso de su consulta— se conjuga únicamente en tercera persona del singular: «Hay/había/habrá unas doscientas personas en el encuentro»; «Ha habido muchas reclamaciones de ese producto», «Había tres en ese momento, incluyéndome a mí»,«Había tres personas, yo incluida». «Conmigo, éramos tres personas». Sobre dudas de léxico o gramaticales puede consultar en línea los diccionarios de la Real Academia < www.rae.es >, la Hispanoteca < http://culturitalia .uibk.ac. at/hispanoteca/ >, La Página del Idioma Español < www.elcastellano. org >, entre muchísimos otros buenos sitios que encontrará en la red.

EL LATÍN DEL DÍA

suspiciosus omnium damnat fidem.

La persona suspicaz daña la credibilidad de todos. Publilio Syro.

Fecha de envío: 
Viernes, 28 de enero de 2022