LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 25 de mayo de 2022

lotería

LA PALABRA DEL DÍA

La euforia de haber ganado la lotería

lotería

La historia de esta palabra nos muestra cuán antigua es la tendencia de los seres humanos a buscar en el azar la solución de sus problemas.

En la descripción de las saturnalias, ya se jugaba a la lotería, que fue en sus comienzos una distribución gratuita de billetes a los convidados, que ganaban algo de importancia en caso de acertar el billete premiado.

En su origen más remoto, encontramos la palabra germánica prehistórica khlut, usada para designar los objetos de los cuales aquellos pueblos se valían para tomar decisiones al azar, que llegó a la lengua de los francos y al inglés antiguo como hlot.

Entre los francos hlot ya aparecía vinculada, como hoy, a la idea de ganar mucho dinero rápidamente y significaba ‘herencia’ y también ‘azar’. El término germánico llegó al neerlandés, lengua en la cual adoptó la forma loterij, a partir de la cual surgieron el vocablo italiano lotteria y el francés loterie, que llegó a nuestra lengua convertido en lotería.

En la actualidad, llamamos lotería a dos juegos diferentes: la lotería oficial en la que se venden números y luego reparten premios, y un juego familiar de mesa, que se practica con bolillas numeradas y cartones.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Horneando pan en la Edad Media

forno

Del latín latín fūrnŭs.

1.  m. Horno para pan.

Et si casa o vjnnas o forno omoljno o otra heredat o otra cosa alguna de las quel fueron dadas que non saco en almoneda. Fuero de Soria (1196). Corde.

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Me llamó la atención un cartel que forma parte de una campaña proselitista que dice: «A los problemas de la ciudad hagamosles frente».  ¿Es correcto utilizar la palabra hagamosles o se debe emplear hagamosle?

Les duplica a «a los problemas»; por tanto, es adecuado el plural: Al problema de la ciudad hagámosle frente.A los problemas de la ciudad hagámosles frente. 
Note que el agregado del sufijo transforma en esdrújula la voz que, sin él, era llana, y debe, entonces, llevar tilde: hagamos + les > hagámosles.
EL LATÍN DEL DÍA

Quod mirabile est, delectabile est.

Lo que es admirable  es agradable (Aristóteles).

Fecha de envío: 
Lunes, 10 de enero de 2022