LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Sábado, 01 de octubre de 2022

abominar

LA PALABRA DEL DÍA

El arte de la adivinación en Roma

abominar

‘Maldecir a alguien o algo por considerarlo malo o perjudicial’, dice el diccionario sobre este verbo.  Abominable es, por supuesto, ‘aquel que merece ser abominado’. No sabemos qué hace de perjudicial el "abominable hombre de las nieves", cuya existencia es más que dudosa, pero así es el mundo.

Estas palabras provienen del verbo latino abominare y del adjetivo abominabilis, formados con el prefijo ab-, el sustantivo omen, ominis y las flexiones -are y -abilis, respectivamente. 

Omen,   ominis significaba en latín ‘agüero, presagio, pronóstico’, que no tenían por qué ser necesariamente malos. Los adivinos eran llamados ominator, ominatoris. Cicerón decía faustis ominibus aliquid prosequi para significar ‘desear el éxito de algo’.

Sin embargo, con el tiempo la idea de presagios negativos acabó por imponerse y dio lugar en latín al adjetivo ‘ominosus’ que significaba 'de mal agüero', denotación que se conserva en el español de hoy en ominoso.

 

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

acipere

Del latín āccipĕre.

1. tr. Recibir.

[...] licitum est monacho sine sui abbatis iussum aliquit dare uel acipere. Carta de donación (1046). Corde.

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Quisiera saber cómo se abrevia la palabra presente.

La abreviatura consolidada es pte.

 

EL LATÍN DEL DÍA

homo non est ex fronte diiudicandus.

No se debe juzgar a un hombre por su fisonomía.

Fecha de envío: 
Miércoles, 29 de diciembre de 2021