LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 28 de octubre de 2021

tifón

LA PALABRA DEL DÍA

El tifón Yolanda dejó muerte y destrucción a su paso por Filipinas en 2013

tifón

Un estudiante de mandarín, la melodiosa lengua tonal de los chinos, me aseguró hace algún tiempo que la palabra tifón provendría del mandarín tai fung o del cantonés taai feng, que significan 'gran viento'. Esta equivalencia es correcta tanto en chino como en cantonés, y la etimología parece confirmarse, sobre todo con la definición que la Academia española ofrece para tifón: 'huracán en el mar de la China'. La existencia de un huracán con nombre tan específico, sumado a las palabras chinas que lo designan, parecería confirmar este origen. Sin embargo, lo cierto es que se trata de una etimología falsa.

En efecto, sabemos que hace dos mil años los latinos ya utilizaban la palabra typhon para referirse, no necesariamente a un huracán, sino solo a un viento fuerte, a un vendaval. En los primeros años de la era cristiana, Plinio el Viejo y Lucio Apuleyo usaron typhon con ese sentido y, casi en la misma época, el poeta épico latino Valerio Flaco llamaba así a las tormentas eléctricas que venían acompañadas por vientos fuertes. Pero la palabra tampoco es de origen latino, pues ya los griegos llamaban typhon a los torbellinos de viento antes de que lo hicieran los romanos. Habían formado este vocablo a partir de typhos 'vapor de agua', y así llegamos a la etimología más antigua que se conoce de tifón.

Sin embargo, un enigma permanece en pie. ¿Cómo podría una palabra haber nacido al mismo tiempo en civilizaciones tan distantes y aisladas entre sí? Ocurre que tai fung y taai feng no son tan antiguas en China, adonde habrían sido llevadas, en realidad, por los colonizadores británicos o portugueses, que bautizaron los huracanes del mar de la China con la palabra inglesa typhoon o tal vez con la portuguesa tufão. Los hablantes del mandarín y del cantonés, simplemente, adaptaron el vocablo europeo a sus lenguas milenarias, como hicieron con tantas otras palabras que les llegaron de Occidente. 

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Recaudadores medievales de impuestos

degano

Del latín decānus ‘que dirige a diez soldados o a diez monjes’.

1. m. Funcionario del obispo que cobraba los tributos.

[…] iustitiam de illo abbas vel decanus praedicti monasterii faciat et habeat. Donación de la iglesia de Banasto (1081). Corde.

2. Administrador de un establecimiento rural.

[...] los arrendadores e fieles e cogedores e terçeros o deganos e mayordomos e otros quales quier personas que cogieren e recabdaren. Privilegio otogado por Enrique IV. (1470).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿El aumentativo de pan es panezote, pansote, panesote, panzazo o panazo? ¿El aumentativo de hombre es hombrezote u hombresote?

Los aumentativos posibles de pan son: panezote, panzote, panazo, y los de hombre, hombrote, hombrazo, hombrezote, hombrón.

EL LATÍN DEL DÍA

excelsis multo facilius casus nocet.

A aquellos que están en lo alto es a quienes más daña la caída.

Fecha de envío: 
Jueves, 23 de septiembre de 2021