LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 28 de octubre de 2021

jabón

LA PALABRA DEL DÍA

El jabón es un poderoso germicida

jabón

El jabón es un producto que sirve para la higiene personal y para lavar determinados objetos, además de ser un poderoso bactericida. Se puede encontrar en pastilla, en polvo, en crema o líquido. Es producto de una reacción química entre una sal de sodio o de potasio y una grasa o un aceite.

Muchos siglos antes de las invasiones bárbaras, vocablos de las lenguas germánicas empezaron a entrar al latín. Autores clásicos como Plinio y Marcial usaban la palabra sapo, saponis para significar ‘jabón’,  producto cuyos secretos los romanos no conocían, por lo que se veían obligados importarlo desde el norte de la frontera. La palabra germánica saipo llegó pues al imperio en plena época clásica. Saponarius era el que importaba el jabón y saponatum, el agua enjabonada.

El viejo vocablo “bárbaro” se estableció así, un milenio después, en el castellano como jabón, en portugués sabão/sabonete, en francés savon, en catalán sabó, y así en muchas otras lenguas romances y en otras no romances, como el inglés soap o el alemán Seife. Es preciso señalar que estas dos últimas lenguas pertenecen al tronco germánico, de modo que no necesariamente tomaron la palabra del latín.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Pareja medieval

sanguinemixto

Del latín sanguis + mixtus.

1. adj. Casado con pariente de grado más próximo que el permitido por la Iglesia católica (Lapesa 2003).

[...] adulteros, incestos, sanguinemixtos. Becerro Gótico de Oviedo (1050).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Siempre dudo cuando escribo si la forma correcta es, por ejemplo: dáselo en cuanto llegue o dárselo en cuanto llegue. Ídem en los casos de decidme/decirme, acusarme/acusadme, etcétera.

Hay que distinguir entre formas de imperativo (exhortativas) y formas de infinitivo. Las formas de imperativo pueden ir solas, no necesitan un verbo auxiliar que las introduzca: María, da el libro a Luis en cuanto llegue. > María, dale el libro a Luis en cuanto llegue. > María, dáselo en cuanto llegue. Chicos, decidme la verdad.Acusadme de traidor, que yo sabré defenderme. Las formas de infinitivo requieren un verbo auxiliar que las introduzca como parte de una perífrasis o de una locución verbal. Usaremos como ejemplo las perífrasis tener que + infinitivoacabar de + infinitivo e ir a + infinitivo: María, tienes que dar el libro a Luis en cuanto llegue. > María tienes que darle el libro a Luis en cuanto llegue. > María, tienes que dárselo en cuanto llegue. Chicos, acabad de decirme la verdad. ¿Vais a acusarme de traidor?

EL LATÍN DEL DÍA

sine die

Sin fecha determinada.

Fecha de envío: 
Lunes, 20 de septiembre de 2021