LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Martes, 21 de septiembre de 2021

ogro

LA PALABRA DEL DÍA

El ogro, monstruo antropófago surgido en leyendas nórdicas

ogro

El ogro es un personaje aterrador que aparece con frecuencia en los cuentos infantiles para encarnar los miedos de los niños y provocar el estímulo de su rica fantasía.

No se conoce con certeza el origen de las leyendas sobre ogros, pero se supone que provienen, al menos en parte, de creencias nórdicas sobre seres temibles y monstruosos que se alimentaban de carne humana.

El nombre ogro llegó al castellano a través del francés ogre, con el mismo significado, cuando este mito adquirió fama con los cuentos de Charles Perrault. Sin embargo, ogre ya había sido usado en el siglo XII por el poeta y trovador Chrétien de Troyes con el significado de ‘monstruo pagano’, para adquirir su sentido actual apenas en el siglo XIV, probablemente por cruce con el antiguo vocablo francés orc, derivado de Orcus, el dios latino de la muerte. En los cuentos de Perrault, el ogro aparece en francés con el femenino ogresse (ogresa en nuestra lengua), mientras en autores posteriores, el femenino en esa lengua es ogrine.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Tierra con mucha maleza

gandera

Voz prerromana.

1. f. Gándara, tierra inculta, llena de maleza. Lapesa (2003).

Usque ad Uadocello […] et inde per gandera circa uia que discurrit ad Carioga in suo directo usque gandera super lama de Guadalmiru. Celanova (934).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

En la oración «Tal como a ti no te gusta que te maltraten, asimismo[,] a él no le gusta que lo maltraten». Siento que la segunda coma empobrece el texto. Pero muchos lingüistas exigen ponerla. Necesito sabe cuál es la opción que permite leer más fluida y claramente el texto. (Sé que del asimismo se puede prescindir; pero por cuestiones de contexto lo necesito).

En realidad puede omitirse la coma, pero resulta más conveniente colocarla, dado que asimismo equivale a también, y ahí surge una combinación adverbial agramatical *también a él no le gusta..., puesto que también no es tampocoTal como a ti no te gusta que te maltraten, tampoco a él le gusta que lo maltraten. Pero si se coloca la coma, el adverbio queda separado, independiente de la oración que sigue.

EL LATÍN DEL DÍA

satis vixi; invictus enim morior.

He vivido bastante, pues muero sin haber sido vencido. Últimas palabras de Epaminondas, según Cornelio Nepote.

Fecha de envío: 
Viernes, 20 de agosto de 2021