LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 16 de septiembre de 2021

índigo

LA PALABRA DEL DÍA

El ojo humano distingue hasta un millón de tonos, pero es imposible darles nombre a todos

índigo

Los antiguos utilizaban el fruto de algunas variedades asiáticas de un arbusto llamado añil, que contiene el glucósido indacán, del cual se extrae el colorante llamado índigo, que se caracteriza por su tonalidad fuerte y por su permanencia.

Este colorante fue muy importante en varias civilizaciones de la Antigüedad, en particular en la india, en la egipcia y en la romana, pero tomó su nombre de la India.

El nombre índigo —inicialmente, indicus—, que fue introducido en Europa por mercaderes venecianos, se adoptó para designar asimismo el color que llamamos también añil.

Este tomó su nombre del árabe nil, de origen persa o sánscrito, que con artículo adquiere la forma an-nil. El vocablo español adoptó en portugués la grafía anil, que pasó al francés y dio lugar en esa lengua a aniline, como denominación de una tinta para tejidos que en un principio tuvo solo ese color y que llegó al castellano como anilina.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Rapto del Niño de la Guardia. Catedral de Toledo.

nocir / nozir / nuzir

Del latín nocēre ‘hacer daño’.

1.  tr. Perjudicar, hacer daño. Lo mismo que nuzir o nozir.

     [...] será custodia d’estas carnes lazdradas, qe nocir no lis puedan tues dichas enconadas. Berceo. S. Millán, v.269c,d.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Estaría bien escrito «Darle al botón de 'me gusta sin parar'»?

Si se trata de una orden dirigida a «vosotros», debe ser dadle: Dadle (vosotros) al botón... De lo contrario, formaría parte de una oración subordinada de infinitivo: Tienen que darle al botón de...; Quiero darle al botón...

Sin embargo, en España se está tornando cada vez más frecuente el uso del infinitivo para la segunda persona del plural del imperativo, lo que está fuera de la norma culta, por lo que podemos estar asistiendo a un cambio lingüístico en marcha, un fenómeno que suele llevar algunos años para consolidarse.

EL LATÍN DEL DÍA

in loco parentis.

En lugar de los padres, haciendo las veces de padre o de madre.

Fecha de envío: 
Viernes, 23 de julio de 2021