LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 30 de julio de 2021

arzobispo

LA PALABRA DEL DÍA

Mons. Nelson Jesús Pérez, arzobispo de Filadelfia

arzobispo

Con la llegada al poder de Constantino como emperador romano de Bizancio (306 d. de C.), la Iglesia católica, hasta entonces perseguida, se vio en libertad de acción y, en tales condiciones, se vio obligada a estructurar una jerarquía más formal. Como consecuencia de ese proceso, aparecieron los primeros obispos en las cinco diócesis de la cristiandad: Roma, Antioquía, Alejandría, Jerusalén y Constantinopla, en el siglo VI, doscientos años después de Constantino.

El nombre de este cargo se tomó del griego έπίσκοπος (episkopos), palabra formada con el prefijo επι (epi-) ‘sobre’, ‘encima de’ y σκοπος (skopos) ‘ver’, ‘mirar’, ‘inspeccionar’, o sea, ‘inspector que está por encima, en una posición superior, supervisor’. Skopos está presente en nuestra lengua en palabras como telescopio, microscopio, oftalmoscopio.

Más adelante, con el crecimiento de la Iglesia, algunos obispos asumieron posiciones más altas aún, eran los αρχιέπίσκοπος (arkhiepiskopos), algo así como ‘obispos jefe’, palabra que llegó al latín medieval como archiepiscopus y al castellano como arzobispo. Αρχέ- (Arkhé), formado a partir de αρχέιν (arkhéin) ‘ser el primero, el superior’, también está presente en numerosos vocablos españoles, como archipiélago, archiduque, monarquía, oligarquía, anarquía.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Firma del emperador Carlos V

syno

Del latín signum

1. m. Firma. […]

la mostrare testimonio synado con su syno, por que nos sepamos en cónmo se cunple nuestro mandado. Documentación medieval (1485-1488).

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Se considera un pleonasmo la expresion “Yo, personalmente”? En México mucha gente lo usa pero me parece innecesario acotar el “yo”.

El pleonasmo no es necesariamente un error; entendemos que yo, personalmente agrega información a lo que se dice, que no está totalmente contenida en yo.

EL LATÍN DEL DÍA

animus iniuriandi.

Intención de ofender. Expresión jurídica.

Fecha de envío: 
Lunes, 28 de junio de 2021