LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Sábado, 23 de octubre de 2021

mimo

LA PALABRA DEL DÍA

Marcel Marceau, mimo francés del siglo XX mundialmente célebre

mimo

Un mimo es un intérprete teatral que se vale de gestos para expresarse ante el público. Para los griegos y para los romanos, los mimos eran actores de categoría inferior, una especie de bufones que imitaban a otras personas. Hoy, sin embargo, se considera que la expresión corporal es una de las formas más difíciles y refinadas de la actuación teatral.

Entre los romanos surgió en cierta época el pantomimus, un mimo que, además de utilizar la expresión corporal, se valía de máscaras y palabras, pero en el siglo V esta arte fue prohibida por la Iglesia por burlarse de los sacramentos.

La mímica renació a partir del siglo XVI con la Commedia dell’Arte y alcanzó la categoría de gran arte en los siglos XIXy XX, con Jean-Gaspard Deburau y Marcel Marceau, y con Carlitos Chaplin en el cine mudo.

La palabra mimo nos llegó a partir del mimus romano y este del griego μίμος (mimos). Por su parte, pantomima (del latín pantomimus) se formó mediante la anteposición del adjetivo griego πάντωϛ (pantos) ‘todo’. La habilidad del mimo para imitar inspiró una serie de palabras de nuestro idioma, tales como mímica, mimetismo y mimosa, la planta sensitiva que parece esbozar un gesto casi humano cuando la tocan.

La palabra mimo como demostración de afecto es un homónimo que tiene otro origen.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

"Los mendigos en la Presentación en el Templo". Óleo de Gentile da Fabriano (Louvre)

enatio / enatío

De etimología incierta

1. adj. Desaliñado, descuidado, de mal aspecto.

Enla tercera faz de leon. sube omne que a la figura cuemo los negros. mui feo; et muy enatio. & es de mucha lazeria; et de mucho cuydado. Alfonso X. Picatrix, fol. 10r.

2. Feo, deforme.

[…] una gente que ha nombre Çenoçefalos, que es gente muy fea e muy enatía e muy departida de nosotros. Anón. (c 1270). Historia troyana en prosa y verso. Ed. Menéndez Pidal (1976:346).

EL LATÍN DEL DÍA

principiis obsta.

Oponte en el comienzo (Ovidio). Para indicar que, una vez que una cosa ha cobrado fuerza, es más difícil contenerla.

Fecha de envío: 
Lunes, 1 de marzo de 2021