LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

acelga

LA PALABRA DEL DÍA

Lasaña de acelga y queso

acelga

Hortaliza herbácea bienal ―es decir, florece en el segundo año de su cultivo― que se puede consumir cruda o cocida. Contienen fibra soluble y son un importante antioxidante rico en hierro, calcio ácido fólico y magnesio. Existe una gran cantidad de recetas culinarias para preparar la acelga. Su variedad más común tiene la denominación botánica Beta vulgaris var. cicla.

La palabra nos llegó a partir del árabe silqa, y este del griego Σικελός (Sikelós) ‘siciliano’, adjetivo que los griegos aplicaban a una clase específica de acelgas que importaban desde Sicilia. Aristóteles hace mención de la sikelós en el siglo IV a. C.

Joan Corominas menciona el gallegoportugués celga, así como acelca, empleada en Ansó (Huesca). El etimólogo catalán menciona una hipotética forma hispanoárabe, ―selka―que luego se habría convertido en acelga.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Amadís de Gaula salva a la princesa Olga (óleo de Eugène Delacroix. Foto: Virginia Museum of Fine Arts)

despagar

De des- + pagar, esta con su antiguo significado ‘pacificar, apaciguar’.

1. prnl. Mantener distancia o alejarse una persona de otra.

 [...] comoquiera que de gran cuerpo y muy valiente fuerça fuese, era muy villanode condición, así que todos se despagavan dél. Amadís de Gaula, p. 937).

EL LATÍN DEL DÍA

ira initium insaniae.

La cólera es el comienzo de la locura (Cicerón).

Fecha de envío: 
25 de Febrero de 2021