LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

kiosco

LA PALABRA DEL DÍA

Hoy se llama kiosco a las casillas donde se venden diarios y revistas

kiosco

En los jardines turcos, algunos años después de la toma de Constantinopla (1453), era común la instalación de glorietas o de pequeñas casitas de recreo, llamadas kyösk o kusk, un nombre tomado del persa.

El rey Estanislao de Polonia adoptó estos pabellones de jardín en el siglo XIX, y pronto se extendieron por Europa. En Italia, esta construcción se conoció como chiosco, en Inglaterra, como kiosk y en Francia, como quiosque, palabra que fue recogida en nuestra lengua y traducida como quiosco o kiosco. Kiosk aparece en inglés ya desde 1625 y quiosque, en francés desde 1654, pero solo fue registrada en el diccionario de la Academia en 1884.

Aunque todavía perduran las antiguas glorietas, en la mayoría de los países americanos, excepto tal vez México, la palabra se reserva para las casillas donde se venden diarios, revistas y golosinas, como vemos en la imagen.

En castellano se usan también las grafías quiosco y kiosko.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Entrada de un edificio medieval

ianella

 

Derivada del latín iānua ‘puerta’.

 

1. f. Entrada. Cf. el portugués actual janela ‘ventana’ 

 

Et alia terra ad ipsa ianella, quale porcione ibi abeo. Obarra. Col. dipl. (1015-1019). Lapesa (2003).

 

 

EL LATÍN DEL DÍA

bene cogitata, si excidunt non occidunt.

Las buenas ideas, si llegan a nacer, no perecen.

Fecha de envío: 
Viernes, 19 de febrero de 2021