LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

peregrino

LA PALABRA DEL DÍA

Peregrinos medievales en el Camino de Santiago

peregrino

Aparece por primera vez en nuestra lengua en los poemas de Berceo, en la primera mitad del siglo xiii, para denominar a los cristianos que viajaban a Roma o a Palestina para visitar los lugares sagrados, a veces como castigo autoimpuesto para pagar determinados pecados y en otras ocasiones para cumplir penas canónicas. De estos peregrinos surgirá posteriormente la idea de las Cruzadas, enviadas para reconquistar los lugares que los cristianos consideraban sagrados y que estaban en poder de pueblos de otras religiones.

El vocablo se originó en el latín, mediante la contracción de per- ‘a través’ y ager ‘tierra’, ‘campo’, que dio lugar al adjetivo pereger ‘viajero’ y al adverbio peregre ‘en el extranjero’, el cual, a su vez, derivó a peregrinus ‘extranjero, no ciudadano’ y peregrinatio ‘viaje al exterior’.

Al mismo tiempo que se incorporaba al español como peregrino, peregrinus pasó al francés como peligrim, que evolucionó hacia el moderno pélerin, y al inglés, primero como pilegrim y, actualmente, pilgrim.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Jura del rey Alfonso VI en 1072. Óleo de Marcos Hiráldez (1864)

sanna / saña

De origen incierto, probablemente del latín insanĭa ‘locura furiosa'.

1. f. Enojo, enfado, saña.

[…] el Rey don Alfonsso tanto avie la grand sanna. Cid, v.22.

EL LATÍN DEL DÍA

Candida pax homines, trux decet ira feras. Ovidio, Ars amandi, 1, 723.

La cándida paz conviene a los hombres, el furor de la cólera, a las bestias.

Fecha de envío: 
8 de Febrero de 2021