LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

orín

LA PALABRA DEL DÍA

Vieja espada cubierta de orín, como la de Don Quijote

orín

Aunque esta palabra suele ser confundida con orina, y por más que el diccionario de la Academia incluya una acepción con ese sentido, lo cierto es que orín es una palabra diferente, con una etimología totalmente distinta de la de orina.

Significa ‘herrumbre’, el óxido de color castaño rojizo que se suele formar en la superficie del hierro. Proviene del latín aerugo, aeruginis, que en latín vulgar se convirtió en aurigo, aurigines, vocablo usado como denominación del hongo de los cereales, que cubre los vegetales de un color castaño amarillento. Se cree que la transición de la forma clásica a la vulgar ocurrió debido a la influencia de aurum ‘oro’.

Existen registros en español de esta palabra desde el siglo xv y aparece ya en el primer capítulo del Quijote, cuando Cervantes describe las armas del hidalgo manchego:

Y lo primero que hizo fue limpiar unas armas que habían sido de sus bisabuelos, que, tomadas de orín y llenas de moho, luengos siglos había que estaban puestas y olvidadas en un rincón.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

sota

Del latín subtus ‘debajo’.

1. adv. Debajo de.

[...] por esto que metiesse de dentro los hombres, et sota aquella metiesse fuego. Fdez. Heredia. Libro actoridades (fol. 255r).

 

EL LATÍN DEL DÍA

Non videbis annos Petri.

No verás los años de Pedro. Refiere a una antigua leyenda según la cual ningún papa superaría en su pontificado los años de san Pedro, que fueron veinticuatro. Sin embargo, varios papas lo hicieron. 

Fecha de envío: 
31 de Agosto de 2020