LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS

sofocar

LA PALABRA DEL DÍA

sofocar

Sofocar a alguien es, etimológicamente, ‘ahogarlo, impidiendo su respiración’, es decir, apretar su garganta para que no pueda respirar.

La palabra latina suffocare, de la cual se derivó sofocar, significaba precisamente eso: ‘ahogar, estrangular, asfixiar’ y se formó mediante el sufijo sub- ‘hacia abajo’ y fauces ‘garganta’, o sea que, de manera literal, era apretar la garganta hacia abajo.

 

 

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

El Cid se despide de su familia

escorrecho, cha

Del romance escurrir ‘salir acompañando a alguien para despedirlo’, y este del latín vulgar excorrĭgěre ‘acompañar, mirar de lejos’.

1.  adj. Fuerte, vigoroso.

E quiero te dezir quantas maneras ay della La primera dar te ha dios buena andança ente fazer sano & escorrecho & syn lesion njnguna. Castigos (1293, fol. 138v).

 

 

EL LATÍN DEL DÍA

ut sementem feceris, ita metes.

Así como siembres cosecharás.

Fecha de envío: 
31 de Julio de 2020