Martes, 24 de noviembre de 2020

¿De dónde vienen los días de la semana en inglés?

Frigg, la esposa de Odín, diosa del amor y la fertilidad, equiparada a Venus

Los nombres de los días de la semana en inglés está emparentados con los de antiguas divinidades nórdicas y germánicas que, en la mayor parte de los casos, fueron identificadas con sus equivalentes romanos.

El primer día de la semana en inglés, así como en otras lenguas de origen germánico, estaba dedicado al Sol; los romanos lo llamaban dies solis, Sunday en inglés actual, de Sunnondagaz en antiguo germánico. Los romanos cristianizados del Alto Imperio, en cambio, optaron por llamarlo [dies] dominicus  ‘día del Señor’, que daría lugar a nuestro domingo.

El lunes era para los latinos del día de la Luna, por lo que fue llamado en latín vulgar [dies] Lunis, alteración del latín clásico [dies] Lunae ‘día de la Luna’. En inglés es Monday, de Moon day, proveniente a su vez del inglés antiguo Monandaeg.

El martes era dedicado al dios de la guerra, Mars para los romanos, de modo que lo llamaron [dies] Martis. Algo semejante hicieron los germánicos, tomando también su dios de la guerra Tyr, el Manco, también llamado Tiw, de modo que el martes en inglés se llamó primero Tiwsday y actualmente Tuesday.

Mercurio era el dios latino del comercio, hijo de Júpiter y de Maia Maestas; su nombre se asociaba al vocablo latino merx `mercadería,  de modo que su día se llamó [dies] Mercurii, miércoles en castellano, equivalente, por tanto, al germánico Woden o Wotan, el mismo Odín de  los nórdicos, dios de la magia, la profecía y la victoria. En inglés antiguo se llamó Wotansdaeg y luego Wednes day, hasta el actual Wednesday.

Para los nórdicos, Thor era el dios del trueno y de la fuerza en la mitología nórdica y germánica. Influía en el clima, en las cosechas, en los viajes y en las batallas. Antiguamente su nombre se había escrito þorr. La letra  þ se llama thorn y representa un sonido semejante al de la th del inglés.En inglés se forma un  þunresdaeg, que luego evolucionó a Thurday, y hoy Thursday ‘día de Thor’, equivalente en latín a dies Iovis, que es el genitivo de Iuppiter. En castellano, Iovis se convirtió en jueves.

Venus era la diosa latina del amor y la belleza, y su día de la semana en latín era conocido como [dies Veneris], nuestro viernes. Veneris era el genitivo de Venus, de ahí, el adjetivo venéreo. Los pueblos nórdicos equipararon a Venus con Frigg, la diosa vikinga del amor y de la fertilidad, vinculada a Fria, la diosa teutónica del amor y la belleza: Los germánicos tenía un día en homenaje a esta divinidad, llamado Frije-dagaz, que en inglés evolucionó a Friday.

Finalmente, digamos que el Saturday de los anglohablantes, es un homenaje a Saturno, el dios romano de la agricultura y de las cosechas, cuya fiesta, en el solsticio de invierno del hemisferio norte, digámoslo de paso, se convertiría después, en la Roma cristianizada en nuestra Navidad. Sin embargo, los romanos, herederos tardíos de una tradición cristiano hebraica, prefirieron por alguna razón al Sabbath judaico y nos legaron el sábado.

ENRIQUE BERNÁRDEZ (2002). Los mitos germánicos. alianza, Madrid, 328 págs.

PATXI LANCEROS (2001). El destino de los dioses. Interpretaciones de la mitología nórdica. Madrid: Trotta.

Wikipedia online

ENCYCLOPAEDIA BRITANNICA (1974). Chicago: Encyclopaedia Britannica Inc.