Jueves, 23 de noviembre de 2017

Consultas

LA PÁGINA DEL IDIOMA ESPAÑOL ofrece un servicio de consultas sobre la lengua castellana, atendido por un equipo de lingüistas y correctores de nuestro sitio y de la Comisión de Idioma Español del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA).

No se atenderán consultas sobre usos locales o regionales, sino solamente sobre el español de todos.

Como el número de personas que atienden este servicio es muy escaso, elegiremos diariamente cinco preguntas para contestar, entre aquellas que se consideren más útiles para la mayoría de los visitantes.

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

P: ¿Cuál de estas dos expresiones es la adecuada: «Se da el caso de» o «Se da el caso de que»?
R:
Ambas expresiones son válidas. La locución preposicional en caso de introduce ‘algo’, que puede ser, en particular, una oración subordinada encabezada por que.
Se da el caso de abandono estudiantil dentro de los tres primeros semestres.
Se da el caso de que un tercio de los estudiantes abandonan sus estudios dentro de los tres primeros semestres.
P: Quisiera saber si ustedes publican online las dudas que reciben o responden solamente a quien se las realizó.
R:

Ambas cosas. Las respuestas se envían al consultante y se publican en el sitio web de La Página del Idioma Español, sección CONSULTAS (http://www.elcastellano.org/consultas.php).

P: ¿Se dice: «saludó ‘a’ cuatro rosas, ‘a’ un jacinto y ‘a’ un ciprés», o se omite la preposición en los tres casos?
R:
El verbo saludar, cuando significa ‘dirigir a alguien, al encontrarlo o despedirse de él, palabras corteses, interesándose por su salud o deseándosela’ o ‘enviar saludos’, es transitivo y se consturye con un complemento directo de persona, este va introducido ‒como coresponde‒ por la preposición ‘a’: Saludos a tu hermana. Saludó a Luis con un fuerte abrazo. Pero si saludar está empleado con el significado de ‘acoger un hecho o un acontecimiento de forma favorable’, el complemento es de cosa y se usa sin preposición. Saludó la primera publicación del novel escritor.
Suponemos que en las expresiones de su consulta el verbo está empleado con el primer significado, y que el emisor se ha tomado la licencia de usar los elementos rosas, jacinto y ciprés como objetos personificados, en cuyo caso, es adecuada la preposición.
P: ¿Qué significa «gabacho»?
R:

En España, se usa como forma coloquial despectiva del gentilico francés. Para ampliar el significado puede revisar el DLE (www.rae.es). En México, según el Diccionario de americanismos (http://lema.rae.es/damer/) se usa como sustantivo o adjetivo para denotar de manera despectiva una persona o cosa extranjera y también como adjetivo se aplica a los estadounidenses.

P: ¿Es correcto el uso del modo reflexivo en la siguiente oración: «Esperando escucharle su respuesta»?
R:
La forma escucharle no es una forma reflexiva, el clítico le es el pronombre átono de complemento indirecto correspondiente a usted: Esperando (yo) escucharle a usted su respuesta; o a una tercera persona: Esperando escuchar la respuesta de él > Esperando escucharle su respuesta (para aclarar que es la respuesta de un tercero, no del interlocutor). El pronombre no es incorrecto, pero tampoco necesario: Esperando escuchar su respuesta. Para que fuera reflexivo (pronominal), la persona que habla tendría que escucharse a sí misma: Esperando que usted se escuche su respuesta. Esperando que él se escuche su respuesta.
P: ¿Es correcta la locución «una suerte de» para referirse a «una especie de» o es un galicismo incorrecto?
R:

El sustantivo suerte adquiere también la connotación de ‘clase, tipo, género’, por lo tanto,  una suerte de es una locución perfectamente válida

P: Mi consulta es sobre las oraciones copulativas con verbo ser, por ejemplo, en las que el sujeto puede cambiar. Si decimos: «Lo más resplandeciente en su rostro son sus ojos», el sujeto es «lo más resplandenciente en su rostro», pero si decimos, «Sus ojos son lo más resplandeciente en su rostro», el sujeto es «sus ojos». Mi pregunta concreta es para saber si al cambiar el sujeto cambia el significado del enunciado.
R:

En primer lugar, note que la ubicación de cualquier elemento de la oración no determina su función gramatical porque el orden de colocación de los elementos oracionales es perfectamente alterable. Así, en María compró las verduras para la sopa  o Las verduras para la sopa las compró María el sujeto es María. El verbo concuerda siempre con el sujeto en número y persona. Las oraciones copulativas construidas con un sujeto en singular y un atributo en plural constituyen un caso especial. La concordancia se hace casi exclusivamente con el atributo, que se impone sobre el sujeto gramatical. Colocar el atributo o el sujeto al principio o al final del enunciado no cambia su significado, sino la forma en que se presenta la información. Generalmente, los términos que representan información nueva, incluidos sujetos, van después del verbo como forma de centrar el foco de atención en la información que se introduce. Así, por ejemplo, a la pregunta: ¿Qué es lo más resplandeciente en su rostro?, se respondería: Lo más... son sus ojos, que es la información nueva (la respuesta) que se busca. Similarmente, si se pregunta: ¿Qué son sus ojos?, una posibe respuesta sería: Sus ojos son lo más resplandeciente en su rostro.

P: Voy a bañarme / Me voy a bañar. Esto es correcto. Dónde va el «me» es indiferente. Aunque podría ser yo un impedido de bañarme por mí mismo y me tuviera que bañar otra persona. ¿Ese caso también vale? Otro caso es el que sigue. Lo que me parece que es incorrecto es cuando se usa el infinitivo: «tengo que IRME A BAÑAR» en lugar del correcto «tengo que IR A BAÑARME». ¿Es correcta mi suposición?
R:
El caso que usted sugiere sigue la misma regla poprque esta es válida para cualquier tipo de pronombre átono: Van a bañarme / Me van a bañar; Voy a bañarla / La voy a bañar; Vamos a bañarlos / Los vamos a bañar.
En cuanto al segundo punto, la normativa establece que los pronombres átonos en las perífrasis verbales de infinitivo (ir a + infinitivo, tener que + infinitivo...) y gerundio (seguir + gerundio, estar + gerundio...) se colocan antes del verbo conjugado (el verbo auxiliar: ir, tener) o después del infinitivo o gerundio. De manera que, como usted indica, la construcción irme a bañar por ir a bañarme es inadecuada de acuerdo con la normativa. No obstante, es de uso familiar y muy extendido en la lengua hablada.
P: Deseo saber si el verbo pensar se puede usar de la siguiente forma: «Los pienso mucho», queriendo decir ‘pienso mucho en ustedes’. La duda sale porque sí se dice «los recuerdo mucho, «los extraño mucho», etc.
R:

Con el significado de ‘extrañar o recordar algo o a alguien’, ‘reflexionar’, pensar es un verbo intransitivo que se construye con un completo inroducido por en. Pienso mucho en ustedes / vosotros / ellos... Con ese mismo significado, aparece usado como transitivo (Los pienso mucho) en textos literarios, pero no es la norma.

P: ¿Cuál sería la regla para saber cuándo se utiliza el pronombre reflexivo antes del verbo (me baño) o después (bañarse)?
R:
Los pronombres átonos (sean reflexivos o no) pueden ir unidos a los infinitivos (bañarme, bañarte, bañarse, bañarnos, bañaros; bañarlo, bañarla...) y gerundios (bañándome, bañándote, bañándose; bañándolo, bañándola...) y van obligatoriamente soldados a los imperativos (báñate, báñese, bañaos; báñalo, báñala...):

 

Voy a bañarme / Me voy a bañar.
El niño no quiere bañarse / El niño no se quiere bañar / Voy a bañarlo.
María está bañándose / María se está bañando.
Báñate ya, Luis, que pronto tenemos que salir.

 

Pero se anteponen siempre a las formas personales del verbo:
Me baño todos los días antes de desayunar.
María se baña en el gimansio después del entrenamiento.
Los chicos se bañaron nada más terminar el partido. 
¿Ya la bañaste?
P: ¿Es correcto utilizar el adverbio NO en lugar de la conjunción NI en frases como la siguiente? No bien se emita el voto... No bien pare de llover...
R:
Es correcto, no bien es una locución adverbial que significa ‘en cuanto’, ‘tan pronto’:
En cuanto/tan pronto se emita el voto...
P: ¿Es correcto decir el personaje de Harry Haller o sólo es correcto decir el personaje Harry Haller?
R:

 

Sí, lo es. Entre sus múltiples usos, la preposición de se emplea para «determinar o fijar con mayor viveza la aplicación de un nombre apelativo» (DLE, acepción 9): la provincia de Cuenca; la ciudad de Santiago; el simpático de mi hermano; el personaje de Harry Haller.
P: La palabra Asentamiento Humano la veo en algunos documentos con la abreviatura AA. HH. ¿pero esto no sería si fuera plural, como Asentamientos Humanos? Usé la abreviatura A. H. y me dijeron que está mal; por ejemplo «en el A. H. Laura Caller» para referirme al Asentamiento Humano Laura Caller.
R:

La abreviaturas de denominaciones en plural se forman repitiendo la inicial de cada elemento que forma parte de aquellas. Así, de Comunidades Obreras es CC. OO.; de Estados Unidos es EE. UU.; de Recuersos Humanos es RR. HH. En el caso de su consulta, como usted aprecia, no se justifica la repetición de las iniciales en la expresión abreviada: Asentamiento Humano > A. H.

P: ¿Se escribe junto o separado?
R:

S​eguramente se refiere a la unión del elemento compositivo sobre- con el sustantivo exposición. El elemento compositivo se escribe siempre adosado a la palabra base: sobreexposición/sobrexposición.​
P: ¿Por qué la palabra «término» es sinónimo de «palabra» o «vocablo» si sus definiciones son distintas?
R:

La acepción 8 de la entrada término en el DLE es 'palabra'.

P: En la frase: «Qué hacer si no puedo ir», entiendo que el 'que' es pronombre por lo que debe llevar tilde, pero tengo mis dudas.
R:

En efecto, se trata de un pronombre interrogativo o exclamativo (¿Qué hacer si no puedo ir? ¿Qué [puedo] hacer si no puedo ir?).

P: ¿Es «Ponte cómodo» o «Ponete cómodo»?
R:

Depende si está usando el paradigma tuteante (Tú ponte) o el voseante (Vos ponete).

P: Compartí con mis amigos profesores de español su explicación del porqué la oración «En casa de Pablo todo son disgustos» es correcta. Ellos me dicen que es discordante y, por lo tanto, incorrecta.
R:
Le sugerimos revisar la Nueva gramática de la lengua española (RAE, ASALE, 2009), capítulo 33, donde se trata en profundidad el tema de la concordancia sujeto-verbo. Para el caso de la concordancia en las oraciones copulativas, existen distintas interpretaciones entre los gramáticos. No obstante, en presencia de sujeto en singular y atributo en plural, la tendencia general es hacer la concordancia verbal con el atributo, lo que ha originado que algunos gramáticos llamen a este tipo de oraciones copulativas oraciones copulativas inversas. Le transcribimos a continuación algunas anotaciones de la NGLE relativas al tema.
 
Apartado 33.10d, p. 2587:
 
Es polémico tradicionalmente el análisis de la concordancia en oraciones copulativas como las que ilustran los ejemplos siguientes:
 
A veces pensamos que el problema son los demás (Iborra, Sanación); Creen que la causa son los vertidos incontrolados en el río (Mundo [Esp.] 20/6/1996); Para impedir que a través de la laguna, esta continuase recibiendo víveres, la solución serían bergantines, cuya construcción quedó enconmendada a Martín López (Miralles, J., Cortés).
 
[...] estas oraciones muestran una concordancia del verbo (son) con el atributo (los demás, los vertidos incontrolados en el río y bergantines, respectivamente). Desde este punto de vista la concordancia «sujeto-verbo» quedaría suspendida en español en estos casos, de forma que los rasgos del atributo se impondrían a los del sujeto en la cópula.
 
Apartado 33.10f, p. 2588:
 
[...] los rasgos de plural de los sustantivos en función de atributo se imponen en el verbo copulativo a los del sujeto neutro [...]. No resultarían naturales, pues, las variantes en singular de los verbos que se subrayan en los textos siguientes:
 
Todo eran ideas. Imaginaciones. Sacudió la cabeza para espantarse el cosquilleo (González, R., Dios); ¡No seas necio! La gente decente no se dedica al teatro. Eso son habladurías (García May, Alesio); En todo caso lo anterior son preguntas que nos hacemos sin pretensión de ser sistemáticos (Salinas, C., Tolerancia).
__._,_.___
P: ¿Las mayúsculas llevan tilde?
R:
Sí, las palabras mayúsculas siguen las reglas generales de acentuación ortográfica:
AMÉRICA, Ángela, Él se levantó de repente. Se exceptúan las siglas: CIA, ECOPLAN.
P: ¿Una cifra con el signo dólares se escribe US$ 2000 o se debe escribir US 2000, es decir, sin el signo $?
R:
No existe una única manera correcta de expresar las cantidades en dólares porque la escritura suele variar de país a país. Las formas usadas habitualmente son: 2000 dólares estadounidenses; 2000 USD; 2000 $.