Ayúdenos a sostener este proyecto

ediciones anteriores

La Palabra del día

Aventúrate en los fascinantes secretos del lenguaje. Recibe diariamente en tu correo una palabra de nuestra lengua con su significado, su origen e historia, así como las noticias del idioma español.

 
¡Recomiende este boletín a sus amigos!

Buscador

anunciantes

¿Puede la Academia «aceptar» o «rechazar» una palabra?
Información Muchas personas se preguntan a veces por qué la Academia «permite» que tal palabra tenga cual significado cuando en realidad «debería» tener tal otro. Otras veces, personas cultas sorprenden a sus interlocutores afirmando que la Academia debería «ejercer la autoridad» que ellos creen que tiene. «La única autoridad son los hablantes», afirma Ricardo Soca.

El español del Uruguay en un corpus
Información Los uruguayos cada vez mantienen menos relaciones, prefieren los «relacionamientos», se vacunan en «vacunatorios» y en sus cuerpos legislativos comunales tienen «edilas», que son mujeres que ejercen el cargo de edil. Consumen piza en »deliveries» que entregan el producto mediante «motoqueros» y cortan el fiambre en «fetas» que es nombre que dan a las lonjas en ambas márgenes del Plata. Después de una campaña electoral de muchos «banderazos», eligieron un presidente que critica las actitudes «ombliguistas» y ordena a la policía que persiga a los «boqueteros». El español del Uruguay está en un corpus de La Página del Idioma Español.

El latín, hijo prolífico del indoeuropeo
Coliseo romano El latín, junto con el osco y el umbro, pertenece a la rama itálica del indoeuropeo, una lengua prehistórica hipotética hablada hace unos cuatro mil años. Unos dos mil años antes de Cristo, oleadas migratorias procedentes de una zona cercana al Mar Caspio o al Mar Negro llevaron su lengua hacia el este y hacia el oeste, alcanzando por un lado la Bretaña y la Hispania y, por el otro, la India, por lo < que se los llamó indoeuropeos.

¿Por qué las academias de la lengua no publican sus fuentes?
Diccionario  
de americanismos Citar las fuentes de una investigación científica es la primera obligación de un investigador, trátese de un individuo, un equipo o una corporación, como aprenden los estudiantes de primer año de cualquier universidad del mundo. La omisión de este requisito descalifica cualquier investigación, tornándola inaceptable para su consideración en el ámbito académico. Una tesis de doctorado o de maestría que no presente la lista de sus fuentes, elaborada de acuerdo con alguno de los formatos universalmente aceptados sería inapelablemente rechazada y su autor, considerado poco ser

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios