Ayúdenos a sostener este proyecto

Buscador

Sigue a RicardoSoca en Twitter

Consultas

LA PÁGINA DEL IDIOMA ESPAÑOL ofrece un servicio de consultas sobre la lengua castellana, atendido por un equipo de lingüistas y correctores de nuestro sitio y de la Comisión de Idioma Español del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA).

No se atenderán consultas sobre usos locales o regionales, sino solamente sobre el español de todos.

Como el número de personas que atienden este servicio es muy escaso, elegiremos diariamente cinco preguntas para contestar, entre aquellas que se consideren más útiles para la mayoría de los visitantes.

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

Buscar: por tema por palabra [x]

abreviatura acento acentuación acrónimo activa adecuación adjetivo admirativa adverbio agramaticalidad aguda agudas alfabetización alfabeto ambigüedad anfibología anglicismos antropónimo antónimo apodo aposición apócope apóstrofo arcaizante arcaísmo arroba artículo atributo aumentativo auxiliar barbarismo bibliografía cardinales castellanización castellano ch citas clíticos colectivos coloquialismos coma comillas comparativo complemento composición concordancia condicional conector conjugación conjunción consonante construcción contracción correlación cursiva dativo de definición deletreo demostrativos denominación dequeísmo derivados desinencia determinante diacrítica diacrítico diccionario dicción diminutivo diptongo directo discruso discurso diversidad diéresis dos duplicación días dígrafos elisión enclíticos epiceno ere erre esdrújulas español esta estar estilo estilísticos está etimología ex exclamativa exhortación expresiones extranjerismos eñe familia fecha fig figura flexión fonología fonética futuro fórmula galicado galicismos gentilicio gerundio grafía gramática graves guión género haber hay hiato hipocorístico hispanización historia hogar homófono homónimos hora idioma imperativo imperfecto impersonal inapropiada incisos indefinidos indicativo indirecto infinitivo interjección internet interpretación interrogativa interrogativos ir irregular jerga latinismo latín laísmo lectura letra lexicografía leísmo lingüística literatura lo locución loísmo mayúscula metonimia minúsculas modificador modo monosílabos morfología negación neologismo nombre norma número objeto ojalá oración ordinal ortografía oxímoron palabra participio paréntesis pasiva perífrasis pleonasmo plural pluscuamperfecto podrían porcentaje porque/porqué posesivos predicativo prefijo prensa preposición presente presidenta pretérito pronombres pronominal pronunciación prosodia proverbio punto puntos puntuación que queísmo quien quién raya recursos redacción redundancia reflexivos regionalismo relativos reproducción retórica rima régimen se semana semántica separación siglas significado signos silabeo singular sintaxis sinónimos sobresdrújula solecismo solo sonido subjuntivo subordinada sufijo sujeto super superlativo suspensivos sustantivo símbolo símbolos tiempo tilde tipografía topónimos traducción transitivo tratamiento triptongo tuteo término ultra uso usted variedad verbal verbo verter vocativo voseo vulgarismo y yeísmo «palé» «tecnología» énfasis ésta

Palabra:

Consultas recibidas sobre el tema «leísmo»:

» Tráele, búscale, saludarle...

P: ¿Deseo saber si el sufijo LE que se pone después del verbo está correcto?, tráele, búscale, (no interviene el género). Por ejemplo: Me dirijo a usted para saludarle e informarle. O si está correcto decir LE ESTABA BUSCANDO, sea hombre o mujer.

R: En primer lugar, le no es un sufijo, sino un pronombre átono de complemento indirecto que, en ciertos casos, puede ir pospuesto al verbo. Entonces, como pronombre de c. i. de tercera persona singular se usa para ambos referentes, masculino y femenino. Luis, tráele el libro a María. Luis, búscale el coche a tu padre. Debo informarle que la reunión ha sido cancelada.

La incorrección surge cuando dicho pronombre se usa para sutituir al pronombre de complemento directo (lo, la). Por ejemplo, si en Luis, trae el libro o Luis, busca a la niña se reemplazan el libro y la niña por los pronombres de c. d., resulta: Luis, tráelo. Luis, búscala y no: *Luis, tráele. *Luis, búscale.

El uso de le(s) por lo(s) y la(s) es llamado leísmo. En las zonas de uso del leísmo, la normativa considera adecuado el leísmo de tercera persona del singular cuando el referente es masculino: busca al niño > búscale; trae al niño > tráele; o cuando es desconocido y se trata de usted (leísmo de cortesía): Sin más, le saludamos atentmente... En este sentido, en la oración de su consulta Me dirijo a usted para saludarle e informarle, el le de saludarle es un caso de leísmo de cortesía; mientras que el le de informarle es el que corresponde desde el punto de vista gramatical (c. indirecto).

» ¿Leísmo correcto cuando se trata de personajes MASCULINOS?

P: ¿Es correcto utilizar el "leísmo" en referencia a una persona de sexo masculino cuando actúa de Complemento Directo en una frase? Ejemplo: (Cuento que habla de un Rey) Y la frase en cuestión es: –¡Y metedle en un calabozo! No sería más correcto decir: –¡Y metedlo en un calabozo! ¿Es correcto utilizar leísmos para personas y sin embargo NO utilizar leísmos en referencia a animales o cosas?

R: En las zonas leístas, se consdiera adecuado el leísmo de tercera persona del singular cuando el referente es persona masculina, no cosa. El leísmo es rechazado en las zonas no leístas. Lo anterior significa que, dependiendo de la variedad lingüística, se dirá metedle o metedlo.

» ¿Hay leísmo en dale?

P: ¿Cuál sería la forma correcta de decir le dí (al botón): -Dale. -Dalo? Al pasarlo a pasiva (el botón fue dado por mí) supongo que sería correcto decir Dalo, ya que el botón es el sujeto paciente y por lo tanto, el complemento directo.

R: Hay un error en su razonamiento. No se puede formar la pasiva. El botón no es el complemento directo de esa expresión, sino el indirecto, ya que, en este caso, el verbo dar está empleado como intransitivo con el significado de ‘accionar cualquier mecanismo u objeto’. Dale al botón. Dale duro a ese tambor. No existe, pues, leísmo.

» Zonas leístas

P: A propósito de su publicación de hoy, ¿qué son zonas leístas?

R: Son áreas, regiones, países del mundo hispanohablante en los que se da el leísmo, es decir, el uso de los pronombres átonos le/les cuando correspondería usar lo/los o la/las. Ejemplos:

Vi a Pedro ayer en la tarde. Lo vi ayer en la tarde. Le vi ayer en la tarde (leísmo).

La saludo atentamente, Sra. Ramos. Le saludo atentamente, Sra. Ramos (leísmo).

Quieren mucho a los chicos. Los quieren mucho. Les quieren mucho (leísmo).

» Lo/le estamos atendiendo

P: Cuando escuchamos, por ejemplo, en una grabación de atención telefónica, podemos encontrar dos posibilidades: Gracias por llamar, lo estamos atendiendo, pero en otras escuchamos ...le estamos atendiendo. ¿Qué tan correcta o incorrecta es cada una de estas opciones?

R: En rigor, debería emplearse la primera porque lo es el pronombre átono que reemplaza al complemento directo de tercera pesona singular (él) o de segunda singular en tratamiento de cortesía (usted). Pero precisamente por tratarse en este caso de usted, también se usa, y no se considera inapropiado, el pronombre le. Este es el llamado leísmo de cortesía.

» Leísmo: ¿incorrecto?

P: ¿Por qué es incorrecto decir le/les cuando se puede también utilizar lo/los? Al hablar de un grupo de personas, hombres y mujeres, ¿sería incorrecto decir les esperamos? Personalmente, utilizo esas expresiones cuando no puedo identificar si se trata de una mujer u hombre, o si es un grupo de ambos y creo más adecuado que generalizar en masculino con los.

R: La incorrección es gramatical, ya que los pronombres átonos de complemento directo son etimológica y normativamente lo/los y la/las. No obstante, en las zonas leístas, el leísmo de persona masculina singular (Esperé a Luis. Le esperé) es considerado adecuado. También se considera apropiado en gran parte del mundo hispano, incluso en zonas que normalmente no son leístas, el leísmo de cortesía, que consiste en el uso de le/les cuando el interlocutor es tratado de usted/ustedes (Les esperamos con agrado en nuestras instalaciones. Le saludamos atentamente). El caso que usted presenta es uno de leísmo de cortesía. Hay que tener en cuenta que existen zonas no leístas que rechazan cualquier forma de leísmo, también el leísmo de cortesía.

» Míralo o mírale

P: ¿Qué se debe usar: Míralo a los ojos o Mírale a los ojos?

R: El verbo mirar en esa construcción funciona como transitivo, por lo tanto, la persona a quien se mira es un complemento directo. Los respectivos pronombres átonos son lo, los / la, las: Míralo a los ojos (o Miralo a los ojos; según la pronunciación voseante, miralo no lleva tilde). En las zonas leístas se admite el pronombre le para persona de sexo masculino. Entonces, en estas zonas es apropiado decir Mírale a los ojos.

» ¿Leísmo o laísmo?

P: ¿Es correcto decir: Le dices (a tu secretaria) que le quito el trabajo (a ella)?

R: Sí, corresponde usar le: pronombre átono de complemento indirecto de tercera persona del singular le-a ella, le-a tu secretaria. No existe leísmo, mucho menos laísmo.

» Laísmo, leísmo

P: Por más que me lo explican no consigo aclarar las normas aplicadas para no cometer errores con los artículos y caer en laísmos y sus variantes. Dispongo de algún libro de gramática pero la explicación encontrada no está correctamente expuesta. ¿Podrían ayudarme?

R: Le sugerimos leer aquí.

» ¿Loísmo/leísmo?

P: ¿Está bien dicho :El dictado le habíamos hecho en clase?

R: No, porque el dictado es el complemento directo del verbo hacer, su correspondiente pronombre átono es lo. Al emplear le se incurre en un leísmo no aceptado (leísmo de tercera persona del singular de cosa).

Páginas:  0  1  2  3  ...  7  8 » Siguiente

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

Ayúdenos a sostener este proyecto

ediciones anteriores

La Palabra del día

Aventúrate en los fascinantes secretos del lenguaje. Recibe diariamente en tu correo una palabra de nuestra lengua con su significado, su origen e historia, así como las noticias del idioma español.

 
¡Recomiende este boletín a sus amigos!

Buscador

Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios