Ayúdenos a sostener este proyecto

Buscador

Sigue a RicardoSoca en Twitter

Consultas

LA PÁGINA DEL IDIOMA ESPAÑOL ofrece un servicio de consultas sobre la lengua castellana, atendido por un equipo de lingüistas y correctores de nuestro sitio y de la Comisión de Idioma Español del Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires (CTPCBA).

No se atenderán consultas sobre usos locales o regionales, sino solamente sobre el español de todos.

Como el número de personas que atienden este servicio es muy escaso, elegiremos diariamente cinco preguntas para contestar, entre aquellas que se consideren más útiles para la mayoría de los visitantes.

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

Buscar: por tema por palabra [x]

abreviatura acento acentuación acrónimo activa adecuación adjetivo admirativa adverbio agramaticalidad aguda agudas alfabetización alfabeto ambigüedad anfibología anglicismos antropónimo antónimo apodo aposición apócope apóstrofo arcaizante arcaísmo arroba artículo atributo aumentativo auxiliar barbarismo bibliografía cardinales castellanización castellano ch citas clíticos colectivos coloquialismos coma comillas comparativo complemento composición concordancia condicional conector conjugación conjunción consonante construcción contracción correlación cursiva dativo de definición deletreo demostrativos denominación dequeísmo derivados desinencia determinante diacrítica diacrítico diccionario dicción diminutivo diptongo directo discruso discurso diversidad diéresis dos duplicación días dígrafos elisión enclíticos epiceno ere erre esdrújulas español esta estar estilo estilísticos está etimología ex exclamativa exhortación expresiones extranjerismos eñe familia fecha fig figura flexión fonología fonética futuro fórmula galicado galicismos gentilicio gerundio grafía gramática graves guión género haber hay hiato hipocorístico hispanización historia hogar homófono homónimos hora idioma imperativo imperfecto impersonal inapropiada incisos indicativo indirecto infinitivo interjección internet interpretación interrogativa interrogativos ir irregular jerga latinismo latín laísmo lectura letra lexicografía leísmo lingüística literatura lo locución loísmo mayúscula metonimia minúsculas modificador modo monosílabos morfología negación neologismo nombre norma número objeto ojalá oración ordinal ortografía oxímoron palabra participio paréntesis pasiva perífrasis pleonasmo plural pluscuamperfecto podrían porcentaje porque/porqué posesivos predicativo prefijo prensa preposición presente presidenta pretérito pronombres pronominal pronunciación prosodia proverbio punto puntos puntuación que queísmo quien quién raya recursos redacción redundancia reflexivos regionalismo relativos reproducción retórica rima régimen se semana semántica separación siglas significado signos silabeo singular sintaxis sinónimos sobresdrújula solecismo solo sonido subjuntivo subordinada sufijo sujeto super superlativo suspensivos sustantivo símbolo símbolos tiempo tilde tipografía topónimos traducción transitivo tratamiento triptongo tuteo término ultra uso usted variedad verbal verbo verter vocativo voseo vulgarismo y yeísmo «palé» «tecnología» énfasis ésta

Palabra:

Consultas recibidas sobre el tema «complemento»:

» A la mitología *la / le das

P: En la siguiente frase: SI A LA MITOLOGÍA LA DAS UNA OPORTUNIDAD, ¿es correcto el uso de la, o se debería usar, le? Si se sustituye: Si a la mitología se la das, no puedes decir: si a la mitología se le das, lo que explicaría que la frase es correcta, pero la expresión suena mal.

R: En efecto, es gramaticalmente incorrecta. Se trata de un caso de laísmo, uso de la por le. Debe ser Si a la mitología le das una oportunidad y Si a la mitología se la das. En esta última oración, la reemplaza al complemento directo una oportunidad, y se, al pronombre átono de complemento indirecto le, que, a su vez, reemplaza al complemento indirecto la mitología.
Recuerde que las combinaciones le lo, le los, le la, le las no son válidas, cuando estos pronombres coinciden, le se sustituye por se.

» Uso de la o le para persona de sexo femenino en una frase

P: ¿Se dice mientras a ella la dejara en paz o mientras a ella le dejara en paz?

R: Se dice Mientras a ella la dejara en paz porque dejar es un verbo transitivo: «dejar a alguien en paz». La preposición a es requerida por ser el complemento directo alguien un complemento de persona.

» ¿Su Señoría vocativo?

P: En materia judicial, es común formular por escrito peticiones a los tribunales de la siguiente manera: Por tanto, ruego/solicito/pido a Usía/US./Su Señoría/S.S.: ... ¿Debe utilizarse coma después del verbo en la forma expuesta, es decir, solicito a? ¿Su Señoría es vocativo y debe, por tanto, aislarse mediante una coma? ¿Por qué sí/no?

R: No, en el caso que usted presenta, Su Señoría no es un vocativo, sino un complemento indirecto del verbo (rogar, solicitar, pedir). Un nombre está en vocativo cuando se invoca directamente.
Ejemplos:
Su Señoría, ruego se me conceda el uso de la palabra. (Vocativo).
Ruego, Su Señoría, se me conceda el uso de la palabra. (Vocativo).
Ruego se me conceda el uso de la palabra, Su Señoría. (Vocativo).
Ruego a Su Señoría se me conceda el uso de la palabra. (Complemento indirecto).

» Preposición a: amar a mi familia/*amar mi familia

P: Necesito ayuda con la siguiente frase: Yo amo a mi familia. ¿Es incorrecta? ¿No debería escribir la preposicion a?

R: La oración es perfectamente válida. Los verbos transitivos, y amar es uno de ellos, llevan la preposición a delante del complemento directo de persona o ente personificado; familia es un colectivo de personas.
Ejemplos:
Aunque vive lejos, María visita a sus padres todos los fines de semana.
Luis no ha visto a Pedro desde el mes pasado.
Yo amo a mi familia inmensamente.

» Duplicación del objeto directo

P: En la oración Esta disciplina la aplico en otros aspectos de mi vida es imposible descartar el pronombre la de la oración, pues pierde su sentido. Mi pregunta es: ¿Cuándo es necesario duplicar el objeto directo?

R: Cuando está adelantado, es decir cuando ocupa la posición de sujeto de la oración (obviamente, sin serlo) en lugar de seguir directamente al verbo como le corresponde al complemento directo en el orden sintáctico canónico. Se adelanta el objeto directo por razones de énfasis, cuando se quiere centrar en él el foco de atención. Compare:
Luisa compró las bebidas para la cena y yo compré el queso.
(Orden sintáctico usual).
Las bebidas para la cena las compró Luisa y el queso lo compré yo. (Complemento directo adelantado).
Asimismo:
Aplico esta disciplina en otros aspectos de mi vida.
Esta disciplina la aplico en otros aspectos de mi vida.

» Para salvar a las naranjas

P: Quiero saber si la preposición a está correctamente usada o su uso en este caso es incorrecto.

R: Es inadecuada porque la preposición no se usa para introducir un complemento directo de cosa: para salvar las naranjas.

» Colocar el / al pueblo

P: ¿Cuál de estas dos frases es la correcta?, ¿por qué? a) Este discurso tiene la finalidad de colocar el pueblo en su justo lugar. b) Este discurso tiene la finalidad de colocar al pueblo en su justo lugar.

R: Si pueblo significa 'ciudad, población, localidad, villa', se trata de un nombre común de cosa y, como complemento directo de cosa, no lleva la preposición. Si, en cambio, pueblo significa 'conjunto de personas de un lugar, región o país' o 'gente común y humilde de una población', la preposición es adecuada.

» Sintaxis del verbo hablar

P: Querría saber si en la frase El profesor nos habló la palabra nos es complemento directo.

R: En el ejemplo de su consulta, hablar está usado con el sentido de ‘dirigir la palabra a alguien’: El profesor nos dirigió la palabra. Con esta connotación, el verbo es intransitivo, de manera que ‘a alguien’, nos (a nosotros) en este caso, funciona como complemento indirecto.

» Pronombre adecuado: La amo/*Le amo

P: ¿Es correcto decir La amo? ¿Es correcto decir Le amo o ninguna de las dos, por qué?

R: Amar es un verbo transitivo; el pronombre átono que duplica o reemplaza al complemento directo femenino es la: Amo a María > La amo; Amo la música > la amo. Usar le en este caso es un error sintáctico.

En el caso de complemento directo masculino, el correspondiente pronombre es lo: Amo a Luis > Lo amo; Amo el verano > Lo amo; o le en las zonas leístas cuando se trata de persona: Amo a Luis > Le amo. Es incorrecto el uso de le en Amo el verano > *Le amo.

» Emanar/emanar de/emanar por

P: ¿Cuál es la forma correcta: decisión emanada por el Tribunal o emanada del Tribunal?

R: Ambas formas pueden ser correctas; falta contexto para determinar cuál es la apropiada en este caso.
Con el significado de ‘provenir, tener origen, proceder, derivar’, emanar es un verbo intransitivo y se construye con un complemento introducido por de:
El documento emana de las oficinas locales de empleo.
Esta es la decisión emanada del Tribunal.


Con el significado de ‘emitir’, es un verbo transitivo. Cuando se usa en una construcción en voz activa no requiere preposición:
Su arte emana una suerte de magia (c. d.: una suerte de magia);
El Tribunal emanó la decisión final (c. d.: la decisión final)
Pero usado en una construcción pasiva, el agente de la acción se introduce por por:
Una suerte de magia es emanada por su arte.
La decisión final fue emanada por el Tribunal.

Páginas:  0  1  2  3  ...  20  21 » Siguiente

Si desea hacer una consulta, pulse aquí

Ayúdenos a sostener este proyecto

ediciones anteriores

La Palabra del día

Aventúrate en los fascinantes secretos del lenguaje. Recibe diariamente en tu correo una palabra de nuestra lengua con su significado, su origen e historia, así como las noticias del idioma español.

 
¡Recomiende este boletín a sus amigos!

Buscador

Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios