Miércoles, 24 de abril de 2019

marioneta

Es lo mismo que en español llamamos títere* y proviene del francés marionnette, que significa ‘imagen de madera, cartón, tela u otro material que representa una figura o animal, articulado o no, accionado mediante la mano o por medio de hilos’, según nos relata el Trésor de la Langue Française.

En la Grecia del siglo de Pericles (s. V a. de C.), los niños ya jugaban con marionetas de madera cuyos miembros se movían por medio de hilos. En castellano se registra esta palabra desde el siglo XIX, como en este texto de la novelista española Emilia Pardo Bazán:

A la margen del río se veía bajar y subir el brazo derecho de las lavanderas, como miembro de marioneta movido por resortes, y se oía el plas acompasado de la paleta con que azotaban la ropa. Por el agrio talud de la ribera ascendían lentos carros cargados de arena y casquijo, y cruzaban después el puente, bañado en sudor el tiro, muy despacio, sonando a largos intervalos las campanillas.

Sin embargo, en su primer registro, en el Diccionario académico de 1927, se lo considera galicismo de uso en Chile. En la edición de 2001, ya sin marca regional, aparece como “títere” o, también, “persona que se deja manejar dócilmente”.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.