SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

claustrofobia


Significa ‘temor patológico a los espacios cerrados’. Quien padece esta neurosis experimenta accesos de pánico o angustia cuando se encuentra, por ejemplo, en un ascensor o en una habitación pequeña y cerrada. Según el psicoanálisis, la claustrofobia es causada por un sentimiento de culpa relacionado con el desarrollo anormal de la sexualidad.

La palabra --acuñada por el creador del psicoanálisis, Sigmund Freud, y registrada en castellano desde 1925-- está formada por la voz latina claustrum y la griega phobeomai ‘yo temo’.

Claustrum significa en latín ‘tranca’, ‘cerrojo’, ‘cerradura’, todo aquello que sirve para cerrar un local y, por extensión, designa un ‘recinto cerrado’. Derivado del verbo claudere ‘cerrar’, este vocablo está también en el origen de clausurar ‘cerrar en forma definitiva’, de incluir ‘poner dentro de un espacio cerrado’ y de concluir ‘cerrar’ (en el sentido de dar algo por terminado). En inglés, la palabra latina dio lugar a los verbos to close ‘cerrar’ y to disclose ‘revelar’, ‘dar a conocer’, además de originar muchos otros verbos compartidos con nuestra lengua, tales como include ‘incluir’, conclude ‘concluir’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: latino

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios