SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

óptimo


Para buscar el origen de este superlativo, debemos remontarnos a los pueblos indoeuropeos --tribus nómadas prehistóricas que partieron del Asia Menor hacia Europa y el Indostán entre mil quinientos y dos mil años antes de Cristo--, que usaban el vocablo op, con el significado de ‘producir mucho, en abundancia, más de lo habitual’. Y por si esta abundancia no fuera suficiente, podían añadir a op el sufijo -tamo, dando lugar a op-tamo ‘el que produce más’.

Como algunos de esos pueblos se fueron a instalar en la Península Itálica, op-tamo acabó incorporado al latín bajo la forma optimus ‘el mejor’, que llegó hasta nosotros como óptimo.

Cuando a la raíz op-, con la partícula conectiva i, se le añadió el verbo parare ‘preparar’, ‘conseguir’, ‘adquirir’ se formó opíparo.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: talento

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios