SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

pornografía


Se llama así al carácter obsceno de obras literarias o artísticas o a esas obras propiamente dichas. En su origen, la palabra designaba un tratado sobre la prostitución.

Proviene del griego porne ‘prostituta’ y grapho ‘yo describo’, por tanto, significa, etimológicamente, ‘descripción de la prostituta’. Esta palabra se empezó a usar en el siglo XIX en varios idiomas europeos, el primero de los cuales parece haber sido el francés. Corominas dice que pornografía sólo apareció en nuestra lengua hacia 1880. Sin embargo, en 1853 ya estaba incluida en el Gran diccionario clásico de la lengua española, de Ramón Joaquín Domínguez, definida como ‘tratado de la prostitución’, aunque no apareció en el Diccionario de la Academia hasta el año 1899, con las mismas acepciones actuales.

Su significado era algo diferente en inglés, lengua en la cual se refería a descripciones gráficas, mientras que en español aludía a textos. En efecto, en 1864 estaba incluida en el diccionario inglés Webster con el significado de ‘pinturas licenciosas empleadas para decorar las paredes de habitaciones destinadas a orgías bacanales, por ejemplo, en Pompeya’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: Alsacia-Lorena

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios