SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

galante


Esta palabra surgió en nuestra lengua a mediados del siglo XV, procedente del francés galant, el participio activo del verbo francés galer ‘divertirse’, ‘ir de parranda’. Tanto galer como galant provienen de un antiguo verbo usado por los francos, wallan ‘bullir’, ‘agitarse’, derivado del indoeuropeo wel- ‘desear’, que sobrevive hasta hoy en el alemán moderno wallen.

En el siglo XIII, ya había llegado al español la palabra gala, procedente del francés antiguo gale, con el significado de ‘placer’, ‘diversión’, pero este significado evolucionó en nuestra lengua y, tres siglos más tarde, gala volvió al francés con el sentido que tiene en vestido de gala o día de gala.

Galán aparece en Cervantes; luego surge el adjetivo galano, que acaba olvidado; y, finalmente, galante, que al comienzo tenía el mismo significado que galán, pero que se fue diferenciando poco a poco. En diversos autores españoles, vemos aparecer una vasta familia de palabras emparentadas con galán, tales como galanteo, galantería y engalanar, entre otras.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: fanático

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios