Lunes, 20 de noviembre de 2017

Terroristas islámicos abren escuelas en inglés en el califato

24/02/2015
Jack Moore

 

 

 

El Ejército Islámico (ISIS, por su sigla en inglés) ha inaugurado dos escuelas en  lengua inglesa en la capital del "califato", Raqqa, informaron activistas.

Abu Ibrahim Raqqawi, quien forma parte del grupo clandestino, compartió una imagen en las redes sociales de un volante con un anuncio sobre las escuelas, una para varones y otra para chicas de entre 6 y 14 años.

Raqqawi explicó que los centros docentes estarán destinados a la “enseñanza a los combatientes extranjeros”. La escuela de niños se llama Abu Mus’ab Zarqawi School en homenaje al terrorista muerto, quien en cierta época fue uno de los hombres más buscados del mundo, como líder de al-Qaeda en Iraq entre 2004 y 2006. En un audio grabado en 2004, Osama bin Laden llamaba a Zarqawi el “príncipe de al-Qaeda en Irak”.

El anuncio también convoca a maestros que puedan enseñar matemáticas, inglés y religión, así como impartir clases sobre el Corán y sobre árabe.

La escuela estará abierta de 9 a 12, de sábados a miércoles.

Si bien el folleto puede ser considerado como una simple tentativa de atraer más combatientes extranjeros al califato, que se asienta en la frontera sirio-iraquí, Judith Jacob, una analista sobre terrorismo de la consultoría de riesgo geopolítico The Risk Advisory Group, explicó que los islamistas pueden estar buscando atizar los temores de Occidente mostrando que funciona realmente como un estado.

Esto coincide con la divulgación de informes sobre la creación de una moneda del estado terrorista y la emisión de pasaportes.

“Lo más probable es que haya poca demanda de educación en inglés. Mucha de la gente que viaja entre Siria e Irak probablemente no habla ni siquiera árabe’,  dijo Jacob.

“Los volantes muestran que ISIS sabe que la prensa en inglés, así como Occidente en general, están temerosos y juega con el miedo que está causando el hecho de que numerosos jóvenes que se adhieren a la causa terrorista. El ISIS trata de proveer servicios propios del Estado, como la educación, para implantar la idea de que el grupo es realmente un estado.

Mediante la creación de estas escuelas se busca alentar el flujo de jóvenes anglohablantes hacia Medio Oriente para unirse al grupo terrorista. Se teme que tres escolares británicas, Shamima Begum y Amira Abase, ambas de 15 años, y Kadiza Sultana, de 16, hayan viajado a Turquía la semana pasada para incorporarse al Estado Islámico.