Lunes, 20 de noviembre de 2017

Fundéu: llamar austericidio al efecto de la austeridad es "incorrecto"

30/04/2014

Miguel Lozano, Prensa LatinaEl término "austericidio" amplía su utilización pese a la falta de reconocimiento por la Real Academia Española que vela por el uso del español, idioma utilizado por 500 millones de personas.Un buscador como Google necesita 0,19 segundos para identificar 107 mil artículos recientes en los cuales se utiliza la expresión a fin de identificar los efectos letales de las políticas de austeridad o recortes sociales aplicados para enfrentar la crisis económica.Se trata, sin dudas, de una de las palabras de más rápida expansión de los últimos tiempos, si bien la Fundación del Español Urgente (Fundéu), patrocinada por la agencia de noticias Efe y la institución financiera BBVA advierte sobre su mala estructuración.Según la Fundéu, el vocablo "austericidio" está bien formado, pero se refiere a "matar la austeridad" y no es adecuado emplearla con el sentido de "matar por exceso de austeridad".Para respaldar ese criterio utiliza el Diccionario de la Real Academia Española que define "cidio" como elemento para formar palabras que reflejen la "acción de matar", de modo que infanticidio es dar muerte a niños y tiranicidio es dársela a los tiranos.A partir de ello considera aconsejable evitar su uso y utilizar alternativas como "austeridazo", austeridad suicida, austeridad homicida, austeridad letal u otras similares, una sugerencia que pocos seguirán seguramente a partir de la difusión actual de la locución.La RAE, por ejemplo, contestó a una pregunta de Prensa Latina sobre la posible aceptación de ese voablo que "si se consolidara en el uso más allá de la referencia a un momento concreto acabaría por incorporarse al diccionario".Esta posición parece más lógica si se tiene en cuenta la dimensión de la definición a la cual alude el término, surgido en un contexto de críticas al enfoque dado por los gobiernos de la Unión Europea para enfrentar los problemas económicos.Interrogado sobre el tema, el diputado español al Parlamento europeo Willy Meyer opinó que, si bien la RAE no ha aceptado la palabra, debería hacerlo.Austericidio, dijo, es aquella política que en materia económica en lugar de garantizar servicios públicos y empleo, opta por recortar todos los gastos y pone en riesgo los servicios públicos y empleos.En su opinión eso crea una situación de indefensión generalizada y constituye un ataque por tierra, mar y aire a las conquistas sociales.En España el gobernante Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español, principal de oposición, reformaron la constitución en su criterio para garantizar ese austericidio.El artículo 135 de la Carta Magna viene a decir que la primera prioridad del Estado es pagar sus deudas. No el empleo, servicios públicos, universidades, colegios, hospitales, ambulatorios, ni vivienda como derecho. Esos no son prioridades, precisó.A partir de esa decisión -expresó- el Estado, en lugar de garantizar el bienestar social, lo que hace es recortarlo hasta llegar a la situación de crisis, ejemplo máximo de hasta donde pueden llegar las políticas austericidas.En declaraciones a Prensa Latina, Meyer precisó que ello ha llevado a la privatización de prácticamente todo y a poner en riesgo la educación, la salud, el empleo y la propia sobrevivencia de un Estado como el español, que debe 175 por ciento de su Producto Interno Bruto.Más allá de análisis académicos, la aparición del vocablo austericidio refleja lo que para algunos es un crecimiento enérgico del descontento social debido a las políticas de recorte.El uso del vocablo se expande empujado en España por las marchas y protestas que con frecuencias llenan plazas y calles de muchas ciudades con reclamaciones sociales y demandas de poner fin a la llamada política de austeridad.Si se tiene en cuenta que la llamada troika (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y Banco Central Europeo) piden todavía más austeridad, no es previsible la desaparición de la nueva definición a corto plazo.