Viernes, 17 de noviembre de 2017

Gutiérrez Ordóñez: "Las crisis son buenas
para el lenguaje"

18/07/2013
NULL

NULL

20minutos.esAdemás, el experto también se refirió a la existencia de "síntomas" que evidencian "deficiencias" en la gramática y "mal uso" del idioma, pero negó que se deban a Internet o a las redes sociales, sino que lo atribuyó a la enseñanza. El experto puso de manifiesto éstas y otras ideas en una rueda de prensa que ofreció el martes en Santander, donde participa en el encuentro Escuela de Gramática Española 'Emilio Alarcos', dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). Durante su comparecencia ante los medios, Gutiérrez Ordóñez señaló que aunque toda época de crisis no sea "muy buena para la lírica" ni para la vida, debido por ejemplo al incremento del paro, sí lo es para el pensamiento y la lengua, que se "enriquece" con nuevos términos. Así, en España, se usa la metáfora 'burbuja' para aludir al origen de la coyuntura económica, y se han importado nuevas palabras, como 'corralito' o 'escrache'. Además, los ciudadanos acceden y emplean ahora términos económicos que antes pasaban "desapercibidos", indicó el académico. También se usan nuevas formas de argumentación y eufemismos, algunos de los cuales dejarán "residuos" en el idioma español, mientras que otros van a "pasar" sin dejar "rastro". Ahora bien, en este punto diferenció entre los eufemismos que utilizan los políticos y los que usa la sociedad en general.Mal uso de la lengua De forma paralela a la crisis, se desarrollan las nuevas tecnologías y prolifera el uso de las redes sociales. En este sentido, y a preguntas de los periodistas, Gutiérrez Ordóñez ha opinado que el "mal uso" que se hace de la gramática y del lenguaje &ndash:del que hay "síntomas"&ndash: no se debe a Internet, sino que la "causa" reside en la enseñanza, a la que hay que "dedicar más horas", especialmente en edades tempranas y a aspectos como la lectura, la escritura y la comprensión. A juicio de este experto, en los primeros años de vida un niño debe llegar a una "madurez lectora esencial", para su posterior desarrollo en cualquier materia. También se tienen que adquirir las destrezas propias del lenguaje y las matemáticas de pequeño, pues si no, "pasa el tiempo" y no se logran de forma adecuada, según ha dicho. Ha recordado a este respecto que los romanos, hasta los 11 años, sólo enseñaban lenguaje, matemáticas y deportes, y ha añadido que si nos "empeñamos" en enseñar "muchas cosas" a los niños, al final "no aprenden" todas. Comunicar en 140 caracteres Al hilo de lo anterior, y cuestionado sobre el uso de Twitter, que se basa en la comunicación a través de 140 caracteres, Gutiérrez Ordóñez ha indicado que la Academia no entra a dar consejos para escribir bien, tarea que corresponde a profesores y docentes, ha apuntado. En su lugar, la RAE aconseja formarse para resumir, ya que ésta y otras redes sociales requieren de una importante capacidad de "elección, selección y síntesis". Desde esta entidad se apuesta así por el dominio de la lengua por parte de los ciudadanos, ya que cuanto mayor sea éste, las personas tendrán más posibilidades de comunicarse y entenderse mejor. La RAE también está "muy preocupada" por la ortografía, que es donde más se evidencia el carácter unitario. De hecho, ha recordado, la Academia trabaja en la actualidad en la edición de un manual de ortografía que se publicará a principios del próximo mes de septiembre. De carácter escolar, el libro, de unas 64 páginas, está destinado a alumnos, &ndash:y también a profesores, pues es "muy didáctico"&ndash: ya que resume y condensa anteriores manuales ortográficos de forma "más sencilla". Así, está pensado para quienes tienen "dificultades" en este ámbito y "necesitan lo esencial". Lo que no incluye son ejercicios, ya que esta tarea corresponde a editoriales educativas. Cambios de la rae: "pocos y bien fundamentados" En cuanto a los cambios adoptados por la RAE, su académico ha señalado que son "pocos" pero que están "bien fundamentados". Entre los últimos, ha citado el uso de la tilde en la palabra 'solo' y en los pronombres demostrativos, y ha precisado que si bien se aconseja que no se pongan, la Academia deja libertad para hacerlo. También ha mencionado el prefijo 'ex', que debe separarse de la palabra cuando se emplea como tal, pero que tendrá que escribirse junto cuando se considere un solo término o acompañe a palabras compuestas. Con todo ello, Gutiérrez Ordóñez ha admitido que "cuesta" adaptarse a los cambios puesto que tenemos la ortografía "muy interiorizada" y cuando se modifican reglas se producen "alteraciones". Aún así, ha defendido que los cambios "van poco a poco", y que la evolución ortográfica "es lenta".