Viernes, 24 de noviembre de 2017

«Errores gravísimos» en premio Planeta
sobre emperador de Brasil

10/03/2012

O GloboEn octubre del año pasado, cuando el libro El imperio eres tú le dio al español Javier Moro los 600,000 euros del Premio Planeta —en términos financieros superado solo por el Nobel de Literatura— y nadie en España (ni en el mundo ) se detuvo a evaluar la calidad de la información histórica que el autor madrileño había recopilado durante tres años y publicado en casi 500 páginas sobre la figura de Don Pedro I. Moro tenía en su currículo un elogiado perfil histórico de la líder india IndirYo vivo en el plan de estudios fue un popular perfil de la India histórica de Sonia Gandhi ("El sari rojo"), otro sobre el ambientalista brasilero Chico Mendes ("Caminos hacia la Libertad"), y sabía que los españoles no conocían sobre las historias de Portugal y de Brasil . Así, el relato sobre un sujeto epiléptico, hiperactivo y donjuanesco que, con un grito célebre en la margen de un río , logró separar al Brasil de Portugal, se convirtió en un superventas y, en menos de un año, vendió 400.000 ejemplarse.El imperio eres tú de la editorial Planeta de Brasil, llega este sábado a las librerías del país sudamericano y, a diferencia de lo que ocurrió en su tierra natal, ya está causando un gran revuelo entre los que se dedican al estudio de la historia. Con pasaje aéreo para el día 18 y una agenda de promoción que lo llevará a seis de las principales ciudades brasileras, Moro se tendrá que preparar para un clima no tan favorable en Brasil.«Todo parece indicar que se trata de una especie de corrector de estilo de los libros que ya existen sobre don Pedro I», expresó el periodista Laurentino Gomes, autor de 1808 y 1822 quien, invitado por O Globo, comentó algunas informaciones extraídas de la obra: «Y hay un agravante: el autor añade todos los estereotipos y los clisés de la historia que nosotros, brasileños, tanto nos empeñamos en evitar. Todo me lleva a creer que este libro es un ejemplo de neocolonialismo cultural de España con Brasil», dijo.En una entrevista telefónica desde Madrid, Moro, que dice seguidor de Laurentino Gomes, cuenta que pasó horas en la Biblioteca Nacional, en Río, investigando antiguos manuscritos, pero reconoció que la mayor parte de su investigación se basa en los cerca de cuatrocientos libros sobre Pedro I que compró en librerías de viejo en Brasil, Portugal y Francia. Entre ellos se encuentran los tres volúmenes de La vida de Don Pedro I", de Octavio Tarquino de Sousa, considerado la obra más completa sobre el emperador, y El corazón del rey", de la periodista Iza Salles, el último que se publicó sobre personaje.«Hay errores muy graves en este libro —asegura Iza—. Cuando escribí mi novela, me permití crear una escena que nunca, nunca existió: el día en que Antonio, el hijo mayor de Juan VI muere, una nodriza de don Pedro lo miró fijamente y le dijo que él sería el próximo rey. Javier lo cuenta como si fuera un hecho histórico, sin alertar al lector sobre el origen de la información.Según esta autora, otro error peligroso está en el retrato que Moro hace sobre la historia de amor entre entre Pedro I y la bailarina francesa Noémie Thierry, el primer amor del príncipe: «Hay muy pocos trabajos sobre esta relación, y Moro dice que Pedro y Noemí se casaron según ritos africanos y que fueron a vivir juntos en una choza situada al pie del monte Corcovado, algo totalmente impensable para un sucesor al trono, nacido en una familia piadosa.Ante las críticas, Moro rebate al instante: «Yo no inventé los personajes o escenas. No narré ninguna situación que no haya ocurrido realmente. Es obvio que los diálogos que se incluyen en el libro son míos, porque era imposible reconstruirlos históricamente, pues yo quería contar por dentro de la historia, lo que los historiadores cuentan por fuera de ella, pero la dosis de ficción es solamente. Insisto: El imperio eres tú no es una novela histórica, es historia novelada.Pero la lista de las críticas —entre las que también se incluye el hecho de que el español afirma que Don Pedro I tocaba marimba (un instrumento africano) y no los instrumentos clásicos, como sostienen los historiadores—, Moro acepta al menos una, que se refiere a la primera frase de su libro: «El almirante portugués Pedro Álvares Cabral llegó a la costa americana por casualidad»Eduardo Bueno, autor de El viaje del descubrimiento, dice no tener dudas de que los portugueses conocían la existencia de una tierra en la orilla occidental del Atlántico: «Las constantes alteraciones de los tratados (bula Inter Cáetera y el Tratado de Tordesillas) y las muy probables expediciones "secretas" así lo prueban, El autor debería haber dejado al menos esa duda en el aire».En este sentido, Moro asegura que hizo una amplia investigación sobre el viaje de Cabral:«Digo que llegó a Brasil debido a un mar en calma, por acaso, porque esa es la versión más común en Europa. Debería haber sacado esa introducción de la versión brasilera». Esto va a suscitar una controversia.Por correo electrónico, Laurentino Gomes pidió la palabra una vez más a O Globo para hablar sobre el peligro de que libros como este puedan llevar a sus lectores a errores sobre los acontecimientos del pasado.«Esto sucede especialmente en un país como Brasil, donde por desgracia, se estudia y se sabe muy poco acerca de Historia. El autor de un libro así debería ser riguroso en al investigar la documentación. Es preciso también que los autores y editores tengan siempre una actitud de transferencia con los lectores, advirtiéndoles lo que es ficción y lo que es investigación histórica comprobada. Es un error dejar que los lectores hagan solos el juicio y lleguen a sus propias conclusiones sobre el pasado», dijo Gomes.En la obra de Javier Moro, no hay ninguna nota de pie de página.El historiador brasilero José Murilo de Carvalho señala que, irónicamente, ese es el tipo de riesgo que se corre en estos tiempos en que «basta con consultar Google para encontrar la verdad».