Viernes, 17 de noviembre de 2017

México quiere ser «plataforma
internacional del idioma
español»

05/03/2012

InfobaeLanzó para ello un servicio online de consultas lingüísticas que resolverá dudas ortográficas y gramaticales. El portal depende de la Academia Mexicana de la LenguaEn la página será posible encontrar materiales de otras instituciones de la lengua, así como enlaces a sitios de interés u otros instrumentos. El proyecto ha contado con el apoyo de la Academia Mexicana de la Lengua y el Consejo de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y pretende convertir a México en la plataforma internacional del idioma español, según la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar. Tras la firma de un convenio con los organismos implicados para poner en marcha esta iniciativa, Sáizar dijo que la iniciativa responde al compromiso de México con el español y recordó que uno de cada cuatro hispanohablantes vive en el país. "Una de las mayores fortalezas de nuestros países es la lengua, y México debe afrontar con enorme vigor y responsabilidad su papel de preservarla", aseguró la funcionaria, al destacar que el proyecto busca "promover la forma correcta de hablar y escribir español". En opinión de Sáizar, la avalancha informativa actual hace necesario tener autoridades que validen el uso de términos y que resuelvan las dudas que puedan surgir a la hora de redactar un documento. Dado que las consultas quedarán registradas, el portal permitirá conocer cuáles son los errores más habituales entre los ciudadanos. Gracias a un acuerdo con la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), se realizarán "cápsulas" informativas que se transmitirán a través de los medios de comunicación. El servicio de consulta facilitará "un diálogo entre la sociedad y la Academia, que busca mejorar el uso de nuestro idioma, para que a partir de ahora podamos hablar con más precisión", subrayó Sáizar. La colaboración entre Conaculta y la Academia Mexicana de la Lengua para la creación de Espin se inscribe en el denominado Proyecto Cultural del Siglo XXI mexicano, que pretende preservar el patrimonio lingüístico y literario del país.