Viernes, 24 de noviembre de 2017

Sindicatos españoles critican
"sexismo" de la RAE

06/03/2012
NULL

NULL

AtlánticoLa central sindical española Comisiones Obreras envió una carta a la Real Academia de la Lengua Española (RAE) en la que critica que la institución 'defiende' la utilización de un 'lenguaje sexista sólo porque está asentado' y pide a la institución que se sume al esfuerzo por conseguir un 'lenguaje más democrático'.Según explicó en declaraciones a Europa Press la secretaria Confederal para la Igualdad de CCOO, Carmen Bravo, el informe que la RAE ha publicado contra las guías sobre lenguaje no sexista 'da valor positivo a algo que está asentado en la práctica lingüística', como la utilización de la forma masculina para referirse a un conjunto de individuos de ambos sexos, 'y lo hace per se, como si por estar asentado fuese positivo'.El documento, dirigido al autor del informe, Ignacio Bosque, argumenta que esta práctica es negativa y que, por ello, son muchas las instituciones internacionales, como el Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación de las Mujeres (CEDAW) o los organismos europeos, que 'dicen que hay que eliminar el machismo y el sexismo en el lenguaje'.'En España, se suman además prácticamente todas las CCAA, también Administraciones Locales (Ayuntamientos, Diputaciones), organismos dependientes diversos Ministerios (Policía local, Policía Nacional, Instituto Cervantes...), Universidades y otros organismos, como Consejo General del Poder Judicial. También pueden citarse servicios públicos y empresas públicas y privadas (bancos y cajas de ahorro, grandes superficies, empresas de transportes etcétera)', explica la carta.Para el sindicato, 'tanta unanimidad en las actuaciones debería mover a la reflexión a la RAE' y al autor del informe, a 'reconocer una tendencia imparable de la comunidad hispanohablante' así como 'debiera vincular a la Academia a promover la utilización de un lenguaje no sexista; no sólo para dar mayor visibilidad a las mujeres a través del lenguaje, sino para no ocultar el componente dual y relacional del género social: mujeres y hombres'.En este sentido, Bravo explicó que no se trata sólo de visibilizar a la mujer, 'sino de evitar que se produzcan discriminaciones por utilizar un lenguaje aparentemente neutro que pueda ocultar' la realidad de un trato desigual. 'Por eso CCOO siempre ha hecho guías con contenidos de carácter jurídico y convencional para eliminar del ámbito de la negociación colectiva ese sesgo de género negativo', ha explicado.La responsable del área de Igualdad, apuntó que este tipo de guías, criticadas en el informe de la RAE, son confeccionadas por personas 'expertas tanto en materia lingüística como en género', un conocimiento que, a su juicio, 'el autor de la guía no tiene o no quiere utilizar'.'Usted afirma en el Informe que 'la mayor parte de estas guías han sido escritas sin la participación de los lingüistas' y señala que estas alternativas no deben elaborarse sin el concurso de 'profesionales del lenguaje'', pero 'al parecer, se puede tratar de igualdad de género sin tener en cuenta los fundamentos teóricos de la 'teoría de género' o la legislación correspondiente', dice el sindicato al autor del texto.Además, Comisiones reprocha al académico que afirme que las guías sobre lenguaje no sexista 'contravienen' las normas de la RAE y de 'varias gramáticas normativas', cuando 'recogen y aplican' las recomendaciones de la legislación, de las normativas y de distintos organismos y administraciones. '¿No será, más bien, que la RAE se sitúa al margen de estas recomendaciones?', apunta la carta.En esta línea, afirman que los afiliados del sindicato solicitan 'mayoritariamente este protagonismo verbal compartido' y por eso todos los documentos de Comisiones Obreras 'recogen esta demanda', que ya figura en los estatutos cuando la organización se define como 'sindicato de hombres y mujeres'.'Nuestra apuesta por un lenguaje inclusivo de género no carece de fundamentos lingüísticos, ni de objetivos sociales, como son: democratizar el lenguaje y dar visibilidad social a los géneros femenino y masculino y lograr una sociedad más igualitaria y transparente desde el punto de vista del género lingüístico', explica.