Domingo, 19 de noviembre de 2017

Fiesta y comida, lo más internacionalizado del español

28/07/2015
Luis Miguel Juan Palao

 

El Ibérico

 

 

Salsa, tequila y corazón están entre las pocas palabras en español que ha aprendido el cantante noruego Anders Nilsen, o al menos así lo ha dejado ver en su canción Salsa Tequila. Sin embargo, lo cierto es que el español es un idioma que está presente en muchos otros, y el inglés es uno de ellos. Esto no es casualidad teniendo en cuenta la influencia española en América tras el descubrimiento de Colón del Nuevo Mundo, que ha dejado en el inglés términos como conquistador.

 

La gastronomía y fiesta española en el inglés

Las palabras españolas que más se utilizan en inglés referidas a la comida son burrito, fajita, chile, quesadilla y tortilla. La mayoría son términos latinos, pero la gastronomía española también se ha introducido en la lengua de Shakespeare. Sangría es un término que está completamente internacionalizado entre los anglosajones que visitan España, al igual que nuestra paella, pero sobre todo, las tapas.

Sin embargo, con el placer de descansar unos minutos después de la comida, los españoles hemos exportados una de las palabras por la que más nos conocen en el extranjero: la siesta. Por el contrario, relacionado con no dormir, la fiesta es algo por lo que los españoles damos nuestra carta de presentación en el exterior. Y ya sea por admiración o por espanto, los términos referidos al mundo de la tauromaquia están muy presentes en el vocabulario inglés. Es común escuchar con un acento muy británico palabras como torero, matador y, por supuesto, el clásico olé.

 

El español es un idioma conquistador

Las relaciones de España desde el siglo S.XV con el nuevo continente americano explican muchas de las palabras españolas que se utilizan para referirse a aspectos del entonces Nuevo Mundo. Lo vemos en los topónimos de ciudades y estados como Nevada, Florida, San Francisco, Los Ángeles o Las Vegas. Y una vez más, la mayoría referidas a comida. Así, palabras como chocolate, tomate o patata se exportaron al inglés como chocolate, tomato y potato.

Uno de los préstamos más simpáticos que hemos hecho al inglés es sin duda amigo. Al parecer la amistad se expresa muchísimo mejor en español. Sin embargo, después tenemos que contar con el extendido uso de palabras que reflejan una costumbre bastante arcaica como macho. Pero a pesar de todos estos términos, lejos de dejarle en herencia al mundo anglosajón una idea artística o científica, el concepto español más expresivo y popular entre los angloparlantes es cojones. Aunque, para restar algo de obscenidad a esto, también se utilizan palabras que suenan mucho mejor como señorita o muchacha.

Son mucho más ortodoxas las palabras españolas que ha dejado en el inglés la literatura. El término Don Juan está internacionalmente extendido para referirse a todo un seductor. Y, cómo no, el embajador de nuestra lengua, Cervantes, también se ha hecho un hueco en el inglés con Don Quijite para referirse a un visionario.

 

Somos más felices hablando español

Así, existen cientos de términos españoles que los angloparlantes tienen en su vocabulario. Sin embargo, lo curioso de esto es que las palabras que más utilizan los ingleses del español están relacionadas con la fiesta, la comida y la amistad. Si el idioma diera pistas sobre cómo son sus hablantes, estaría claro que los que hablamos la lengua de Cervantes somos amables, unos fiesteros y nos gusta comer.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que el español se haya coronado como el idioma más feliz del mundo. Así lo afirmaron el pasado mes de febrero un equipo de investigadores de Estados Unidos y Australia, que después de evaluar más 100.000 palabras de diez idiomas distintos, pudieron confirmar su hipótesis. Y al parecer, hablando español la gente es más feliz.