Lunes, 20 de noviembre de 2017

EuroCom: una propuesta de lengua europea

08/09/2008
NULL

NULL

EuroCom El objetivo del método EuroCom se centra en transmitir un multilingüismo a los europeos para prepararlos a una Europa más unida que anteriormente. En ese sentido, EuroCom usa la ventaja de las analogías que existentes en una misma familia de lenguas. Al lado de EuroComRom para las lenguas románicas existen también EuroComSlav (para lenguas eslavas) y EuroComGerm (para lenguas germánicas). En cada familia de lenguas se encuentran componentes parecidos de la estructura, como por ejemplo en la lexicografía o en la sintaxis. Además hay un vocabulario científico o técnico que -en muchos casos- proviene del inglés, que hoy en dia se aprende en la escuela en toda Europa. Así el estudiante ya tiene un conocimiento receptivo de muchas lenguas aún desconocido y no utilizado. Después de pocos ejercicios le resultará fácil leer textos como revistas o periódicos que utilizan muchas veces un vocabulario "internacional". Basándose en estos conocimientos se puede seguir y ampliar sus capacidades en un tiempo previsible y limitado.Su lengua materna le sirve como puente hacia las otras lenguas de la familia. Pero también los hablantes ajenos a la familia de las lenguas estudiadas pueden utilizar el método de EuroCom si tienen por lo menos conocimientos de una de estas lenguas. Sin embargo, la lengua básica no tiene que ser la lengua materna en absoluto. En el caso de EuroComRom se recomienda el francés como lengua básica para germánicohablantes por ejemplo. Los hispanohablantes no se tienen que preocupar de eso. Sabiendo castellano y - muchas veces - inglés, no hace falta nada más para estudiar con EuroComRom. El sistema se compone de los "siete tamices". Estos escogen tantas cosas ya conocidas por el estudiante de las otras lenguas, que al final se llega sin problemas al multilingüismo. El estudiante no tiene que estudiar una lengua nueva sino aprender cómo utilizar sus conocimientos ya existentes.Al lado de las grandes lenguas como castellano, italiano, francés y portugués, el método también incluye entre otras catalán y gallego - una gran ventaja para los españoles sea en el ámbito profesional, sea privado. ¿Cómo funciona EuroComRom? Empezamos con el tamiz número uno: se trata del léxico internacional. Proviene de las grandes lenguas de la antigüedad, como entusiasmo o comedia (griego) o del inglés, como mitin o chaqueta. El tamiz número dos se preocupa del léxico panrománico, que comporta aproximadamente 500 palabras. Estas se encuentran en todas las lenguas románicas y vienen del latín. La fonología está en el centro del tamiz número tres. Muchas grafías románicas tienen un sistema paralelo, como por ejemplo "noche": notte (it.), nuit (fr.), nit (cat.), noite (port.) y "leche": latte (it.), lait (fr.), llet (cat.), leite (port.). Estas correspondencias facilitan muchísimo el reconocimiento de las palabras extranjeras. El número cuatro se trata de la grafía y la pronunciación. A pesar de usar el mismo alfabético, las respectivas grafías presentan a veces ciertos obstáculos. Conociendo qué grafía significa qué pronunciación, el estudiante reconocerá las palabras más fácilmente (p.ej.: ñ (esp.) = nh (po.) = ny (cat.)). Como hay un léxico panrománico, también hay una sintaxis panrománica. Con su ayuda, uno se familiariza rápidamente con la posición del artículo, de la preposición, etc. El penúltimo tamiz filtra los elementos morfosintácticos; "hablamos", p.ej., se constituye de la raíz "habla" y el sufijo "mos". Así el estudiante aprende distinguir entre tiempo y persona de los verbos. Al final el estudiante se familiariza con los prefijos y sufijos particulares de las lenguas. La integración europea pide a los jóvenes (pero también a los más grandes) una flexibilidad y movilidad que no se refiere sólo al físico, sino también a la capacidad de integrarse en una nueva cultura con una otra lengua. Transmitido por Infoeditexto