Viernes, 19 de Diciembre de 2014

Historia de la lengua

Ricardo Soca

 

La idea de la “Marca España” responde a los intereses del Estado español, pero también y principalmente a las multinacionales con sede en España, tales como Repsol, Planeta, Iberdrola, Telefónica, y los bancos Santander y BBVA, entre otros.

Estudios de mercado llevados a cabo por algunas de estas empresas1 han demostrado la conveniencia de contar con una lengua unificada para promover mejor la llamada “marca España” y para vender más en un mercado monolingüe. Se trata de un proyecto en el cual las grandes empresas españolas entran con el capital y los demás países hispanohablantes con un mercado de cuatrocientos millones de clientes.

La Real Academia Española pretende legitimar la autoridad que ejerce sobre todos los países hispanohablantes a través de una entidad ficticia, la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale)2, puesta al servicio de la "Marca España". Asale tiene su sede en una sala de la Real Academia Española, y es presidida y administrada, según sus propios estatutos, por miembros de la RAE.

1 José Luis García Delgado et alii (2008). Economía del español: una introducción. Madrid: Ariel, financiado por Fundación Telefónica.

2Por informaciones detalladas sobre el funcionamiento y la distribución del poder en la Asociación de Academias, ver mi trabajo Asale: un departamento de la RAE