Martes, 20 de noviembre de 2018

¿Idish o yidis?

Por Jaime Marominsky. Periodista

 En coincidencia con el 300 aniversario de la Real Academia Española (RAE), esta institución presentó la edición en Internet   (www.rae/dpd)  de una de sus principales y más laboriosas obras  lexicográficas: el Diccionario  Panhispánico de Dudas (DPD).

Esta obra responde desde el punto de vista de la norma culta actual, a las dudas lingüísticas más habituales ortográficas, léxicas y gramaticales) que plantea el uso del español (o castellano).

Fue inicialmente impresa en soporte papel en octubre de 2005, y desde  entonces se hallaba  en proceso de adaptación por las veintidós  academias  nacionales de la lengua española existentes en el mundo.

Es la primera vez en sus tres siglos de vida  -la RAE fue fundada en 1714 - que un diccionario académico  incluye  en su nómina  el idioma  habitual (el hebreo se reservaba para los  oficios religiosos) de los  judíos de Europa central y oriental (asquenazles),  que llegó a ser hablado por unos 11 millones de personas  antes de  la segunda guerra  mundial, y que ya entonces  contaba con una vasta   literatura, la que  sería reconocida con el premio Nobel otorgado al escritor  polaco-norteamericano Isaac Bashevis Singer, en l978, que escribió en yidis todas sus obras.

Hasta ahora, periodistas, traductores, editores, docentes o   historiadores, utilizaban según  su criterio variadas  denominaciones   como  idish, yiddish, yidish , idisch o idich , etc  Ahora , en cambio, se abren paso el reconocimiento de su existencia y un vocablo normativo sobre ella.

El predominio de la primera de esas formas se debe principalmente a la coincidencia con su versión fonética.  Por supuesto, quien prefiera seguir llamándolo  idish, podrá hacerlo, pero en tal  caso, escribiéndolo  en tipografía cursiva (o Italic).

  La Real Academia aduce  en especial que la adopción de  la palabra  yidis es parte de su esfuerzo por impedir el ingreso al  DPD de .formas no habituales  en la morfología del  castellano,  por ejemplo  la  terminación sh  (como English se transformó  en “inglés”).

La Fundación IWO, principal promotora del idish en la Argentina presentó en abril de 2005 una frondosa documentación  con testimonios periodísticos y literarios acerca del uso escrito y oral habitual  de la palabra idish en la Argentina, donde reside el mayor contingente de judíos askennazíes del universo del idioma español  www.iwo.org/novedades. Ahora existen un reconocimiento  y  una  decisión normativa al respecto.

Otra crítica del IWO a la decisión de la RAE es haber adoptado la palabra a partir del alemán y el inglés, cuando pudo haberse basado en el propio idish, con resultados seguramente diferentes.

En presentación se recuerda que, tal vez haya incidido  en la decisión los casi nulos antecedentes del idish en la penìnsula  Ibérica , donde los judíos  (sefardíes) hasta su expulsión en 1492 hablaban judeo-español o ladino (castellano medieval), como asimismo se omite que esa lengua, surgida en el Medioevo está asimismo poblada de hebraísmos, latinismos y eslavismos.

En resumen, esta lengua, en español-castellano, se denomina ahora “oficialmente”  yidis.  Aunque  para  sus  amantes, yidis en idish seguirá llamándose idish.